El 'cinturón' se planta contra la inseguridad

Manifestación el pasado verano en Fuente Vaqueros. /ALFREDO AGUILAR
Manifestación el pasado verano en Fuente Vaqueros. / ALFREDO AGUILAR

Los últimos sucesos han alarmado a poblaciones como Fuente Vaqueros

Javier Morales
JAVIER MORALES

Tras el presunto asesinato de Fuente Vaqueros, el último en un historial de criminalidad que ha engrosado en los últimos meses con robos en establecimientos, amenazas, o atracos en plena calle, el alcalde del municipio ha pedido un «plan de choque» contra la delincuencia que sufren varias localidades del Área Metropolitana de Granada. La primera reclamación de José Manuel Molino (PSOE) es una reunión «urgente» con el subdelegado del Gobierno para pedir más vigilancia.

La solicitud de Fuente Vaqueros llega tras un acuerdo entre los grupos municipales del PSOE, IUy PP, del que se desmarca el concejal de Ahora Sí Podemos, Francisco de Asís. El objetivo es crear una mesa de actuación con representación de los grupos políticos municipales y los alcaldes de aquellas localidades que en los últimos meses han sido escenario de varios episodios de delincuencia.

La capital ha registrado en un fin de semana dos denuncias por robos a taxistas. A finales del pasado mes, tres encapuchados atracaron un estanco de Valderrubio y uno de ellos huyó subido en la baca de un coche. Un día después trascendió que tres vecinos de Pinos Puente fueron condenados por las amenazas que profirieron contra el alcalde del municipio. Gasolineras de esta localidad, también de Atarfe y Albolote, han sido objeto de atracos en estas últimas semanas. En febrero, un joven fue detenido como presunto autor de un homicidio en Santa Fe, suceso que motivó una protesta de los jóvenes contra la droga. El alcalde, Manuel Gil, logró un compromiso de las autoridades, desde la Subdelegación del Gobierno a la Guardia Civil, «en la lucha por la seguridad, contra la droga, la violencia y por el futuro de nuestros hijos en paz en Santa Fe, una ciudad que con 526 años lo testimonia».

Ahora pide paso Fuente Vaqueros. Ya en el pasado verano fue uno de los núcleos del Cinturón en los que los vecinos alzaron la voz para pedir mayor vigilancia en su pueblo, como ya hicieran Cogollos Vega y Pinos Puente. Dos robos en establecimientos, un atraco a mano armada en el paseo central del pueblo y el «tirón» de un bolso a las puertas de una sucursal bancaria motivaron la concentración de los fuenterinos en el paseo central del municipio. Denuncian que el negocio de la marihuana ha llegado a sus calles, lo cual se traduce en delincuencia e intranquilidad entre los vecinos.

Según explicó ayer el alcalde, a raíz del último suceso hubo una reunión entre los grupos políticos locales en la que se alcanzó el acuerdo para pedir un «plan de choque contra la delincuencia», al entender que el dispositivo de vigilancia no es suficiente. «Queremos que se reactive la casa cuartel de Fuente Vaqueros, y que pongan más operativos, vigilancia las 24 horas (...) Es una problemática que sobrepasa el ámbito político y una lacra social que vivimos en estos municipios».

Más Policía y Guardia Civil

Aunque ha aumentado la plantilla de Policía Local –gracias a un incremento de «30.000 euros en la partida presupuestaria» y un acuerdo para compartir efectivos con Maracena–, hay horas en las que no hay vigilancia municipal. Por ejemplo, en la noche en la que ocurrió el crimen. Para prevenir la delincuencia, José Manuel Molino pide un «refuerzo de Policía Local y Guardia Civil», con quien subraya que el municipio mantiene una estrecha relación de colaboración.

Este refuerzo depende de la Subdelegación del Gobierno, a quien Fuente Vaqueros reclama una reunión para abordar el plan contra la delincuencia con representación de todos los grupos políticos provinciales y alcaldes de los municipios implicados. Asegura que los grupos del municipio son «plenamente conscientes de la problemática y el malestar que se ha creado» en sus calles.

Según los datos aportados por el Ayuntamiento de Fuente Vaqueros, durante el primer trimestre de 2018, la Policía Local de la localidad ha interpuesto 57 denuncias a vehículos por no cumplir las normas de tráfico; 10 en colaboración con la Guardia Civil por disputas vecinales y familiares; 2 por delitos de robo o hurto; 27 por alteración del orden público; llevó a cabo 18 actuaciones de identificación a petición judicial, vehículos sospechosos, actas a Subdelegación de Gobierno y ocupación de vivienda; 3 intervenciones de auxilio vecinal; 4 registros en viviendas y vehículos, una detención y varios controles.

Fotos

Vídeos