Los cinco edificios de Granada que han tardado más de doscientos años en construirse, según el Catastro

Número 12 de la calle Nueva de Granada. /Alfredo Aguilar
Número 12 de la calle Nueva de Granada. / Alfredo Aguilar

El registro público expone que una edificación situada en el Cerrillo de Maracena empezó a construirse en 1196 y terminó en 1970

ANTONIO SÁNCHEZ y JUANJO CEREROGranada

Indagar en los pequeños detalles que esconde la base de datos del Catastro en Granada permite encontrar ciertas sorpresas que nadie desmiente en el Ministerio de Hacienda, pero que los especialistas universitarios y profesionales en la materia aseguran que son falsos. Según el Catastro, por ejemplo, el número 12 de la calle Nueva, en la barriada del Cerrillo de Maracena, tardó en construirse 774 años. La primera piedra -siempre según la base de datos oficial que se utiliza para determinar el IBI a los granadinos- se puso en 1196, mientras que la edificación terminó de construirse en 1970. La casa, una vivienda unifamiliar, está ahora aparentemente deshabitada y con las persianas completamente bajadas, pero su construcción se percibe relativamente moderna. Los especialistas apuntan a dos motivos para esta «curiosidad y evidente error» del Catastro.

Por un lado, consideran que el funcionario que metiera los datos en la base de datos pudo 'bailar' el segundo y el tercer dígito del año y que el edificio comenzara a construirse en 1916 en vez de en el siglo XII. «Aunque en esa época no consta una expansión regular por la zona sí es posible se pudiera dar algún asentamiento particular», explican varios académicos. La otra alternativa a la que se hace mención es que el dato haga referencia a otro edificio. «No es habitual encontrar una fecha tan exacta de construcción en un edificio de las afueras de la ciudad», desarrollan.

Este caso no es único que se esconde dentro del Catastro. También a las afueras de la capital, rumbo a Armilla y Vegas del Genil, por el camino que marca el río homónimo, se esconde otra propiedad unifamiliar de más de 1.100 metros que se 'terminó' en 2012 y comenzó a tomar forma en 1670, el Cortijo de la Purísima (3P). Al respecto, explican los expertos que lo más probable es que esa construcción sí fuera una residencia aislada como lo es en la actualidad y que solo en 2012 la dirección general de la provincia se diera cuenta de ello y regularizara la situación fiscal de esta construcción. «Entonces se tomaría una fecha aproximada de construcción y se dio esa», añaden.

Menos claridad ofrecen otras parcelas que sí se encuentran ubicadas en la zona urbana de Granada. Por ejemplo, el residencial de Doctor Olóriz número 19, que según el Catastro inició su construcción en 1697 y finalizó en 1967. «Creo que es un caso evidente de 'baile' de dígitos», exponen. «Es más normal que se construyera en un solo año a que la construcción se extendiera durante 270 años o se traspapelara un documento», explican los expertos catastrales consultados por IDEAL.

Son tres ejemplos, de cientos, de las curiosidades que esconde el Catastro cuando no queda claro, como ocurre con muchos inmuebles, cuándo se puso la primera piedra de una construcción.

Fotos

Vídeos