¿Por qué las cebollas nos hacen llorar?

Un grupo de científicos tiene la explicación

Sergio Prieto