Le amordazan en su domicilio para robarle una maleta cargada de cannabis

Le amordazan en su domicilio para robarle una maleta cargada de cannabis

Los tres asaltantes han sido condenados a tres años de prisión por el juez, que también ha castigado a la víctima por tener la droga para venderla

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Le amordazaron y le propinaron golpes en la cabeza con un cuchillo jamonero en su propia casa. Sabían que F. B. tenía droga en su domicilio y fueron directos a por el botín: una maleta con 693 gramos de cannabis. Aparte, se llevaron ocho bellotas y dos porciones de resina, e incluyeron en el 'lote' un televisor, un arpón de pesca y una máquina de envasar. Los autores de este brutal asalto, ocurrido en el barrio del Realejo de la capital el 24 de agosto de 2016, fueron tres individuos y los tres están actualmente presos tras haber sido condenados a tres años de cárcel.

Pero no fueron los únicos castigados. El juez de Penal 2, Antón Henares, que fue quien enjuició en enero este violento robo, también condenó a la víctima. En su caso, a dos años de prisión y multa de 3.380 euros por un delito contra la salud pública, al entender que «la sustancia estupefaciente que F. B. guardaba en su domicilio se encontraba predeterminada para la venta a terceros», o lo que es lo mismo, que iba a traficar con ella. Por las lesiones que los tres asaltantes le causaron, F. B. tuvo que recibir puntos de sutura en la cabeza. Le ha quedado una cicatriz. Él sí ha eludido la entrada en prisión, pues la sentencia, a la que ha tenido acceso IDEAL, acordó suspender la ejecución de su pena con la condición de que pagase los 3.380 euros de multa y de que no cometa ningún otro delito durante los próximos tres años.

La resolución fue dictada con la conformidad de víctima y asaltantes. A éstos, además de los dos años de prisión por un delito de robo con violencia e intimidación, se les impuso un año más de cárcel por tráfico de drogas . Junto a ello, el juez fijó multas por un total de 4.730 euros y estableció que debían indemnizar al herido con 3.155 euros. Aunque no se opuso a que se les suspendiera la pena también a ellos, están presos por no haber abonado las cantidades con las que podían haber evitado el ingreso, según fuentes judiciales.

El fallo consideró probado que los tres individuos, J. D. S. V., J. A. T. R. y K. S. -este último indio-, actuaron «con ánimo de obtener un ilícito beneficio patrimonial» y sabiendo lo que iban a encontrar en la casa. Su objetivo era, como ellos mismos aceptaron, robar la droga «con la finalidad de proceder a su posterior venta». Fue la propia víctima la que les franqueó la entrada, sin imaginar lo que le iba a suceder. El botín fue recuperado.

Fotos

Vídeos