La capital deniega a Adif el permiso para trabajar por la noche en las vías del tren

Los operarios, sobre una de las vías en la pasada noche del lunes./ALFREDO AGUILAR
Los operarios, sobre una de las vías en la pasada noche del lunes. / ALFREDO AGUILAR

Ayuntamiento y Adif se reúnen hoy para hablar sobre el posible traslado a las puertas de Renfe del intercambiador de buses metropolitanos

JAVIER MORALES | FOTO: ALFREDO AGUILARGRANADA

El área de Medio Ambiente municipal ha denegado a Adif la licencia para desarrollar obras nocturnas en el tramo de vías conocido como curva de Moreda, junto a Camino de Ronda. Adif, promotor de las obras, solicitó la licencia el pasado día 21, dos días después de que la Policía Local recibiera una avalancha de llamadas vecinales alertando de los ruidos y posteriormente constatara que los operarios de la subcontrata que desarrolla las reformas no tenían permiso para trabajar a partir de las 23 horas. Es decir, incumplían la legislación municipal.

En concreto, la petición de licencia presentada ante el Ayuntamiento comprendía desde el 20 hasta el 27 de julio. Los técnicos basan el informe desfavorable, al que ha tenido acceso este periódico, en tres argumentos. El primero de ellos, que la solicitud enmarcada en los trabajos de entrada del AVE a la capital no se ha realizado «con la suficiente antelación».

De hecho, siempre según los datos que aparecen en el expediente, la solicitud del permiso llegó al día siguiente de la primera noche de obras para la que se requería autorización en el escrito.

El segundo punto es la «denuncia por ruidos formulada por los vecinos residentes en edificios próximos a la zona en la que se realizan los trabajos». Esgrime el área de Medio Ambiente que a los residentes de la Chana no se les avisó de la realización de los trabajos y su horario previsto mediante comunicación escrita en las entradas de los edificios. Por último, el informe señala que la programación de trabajos nocturnos expuesta no contempla la existencia de noches alternas sin ruidos para «facilitar el descanso de los vecinos».

Pese a que la Policía Local paralizó las obras en la noche del día 19 ante las quejas de los vecinos, los trabajos sin licencia han continuado a lo largo de las últimas noches. Con esta contestación remitida ayer a Adif, el Ayuntamiento impidió los trabajos que, según las previsiones, se debieron desarrollar en la pasada noche. IDEAL pudo comprobar que las obras finalizaron antes de las once de la noche y que al cierre de esta edición la maquinaria pesada que en las últimas noches había dificultado el descanso de los vecinos estaba apagada.

Hoy, reunión con Adif

Adif y Ayuntamiento de Granada tratarán hoy la propuesta del Área de Movilidad para trasladar a la entrada de estación de Renfe la parada de autobuses metropolitanos ubicada actualmente en Rector Marín Ocete. El Ayuntamiento venía negociando con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias la opción de trasladar el intercambiador de buses a las dársenas ubicadas en Avenida Andaluces, donde en la actualidad paran los autobuses que conectan las estaciones de Granada y Antequera-Santa Ana.

El traslado de las paradas metropolitanas es una vieja reivindicación de los vecinos de Marín Ocete que, de concretarse el plan presentado por Movilidad, quedaría resuelta aprovechando las obras que se desarrollan en la estación. Durante años, los residentes de esta zona han denunciado los problemas de contaminación y ruido que iban aparejados al trasiego de autobuses. También han denunciado la falta de seguridad, dada la proximidad de dos centros escolares.

En principio, en este encuentro no se pondrán sobre la mesa otros asuntos, como el proyecto de soterramiento del AVE a su llegada a la capital propuesto por el equipo de Gobierno. Tampoco se hablará, a priori, de otro de los temas candentes: los dos edificios ubicados dentro del perímetro de la estación, junto a las vías de tren y del metropolitano, que se levantaron sin el visto bueno del Ayuntamiento.

Sí se tratará el desarrollo de las obras nocturnas sin licencia, como explicó ayer a este diario el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid. El edil condiciona la posibilidad de abrir un expediente sancionador al resultado de la reunión, y a que no sigan las obras nocturnas sin consentimiento municipal. «Estamos hablando de relaciones entre administraciones, y queremos que haya colaboración, sea del signo político que sea (...) Las obras hay que hacerlas conforme a derecho, no puede ser que se salten los procedimientos administrativos».

Fotos

Vídeos