Buscan al autor de seis abusos sexuales cometidos en tres meses en el cinturón de Granada

Policía Local de Maracena./IDEAL
Policía Local de Maracena. / IDEAL

La Policía Local de Maracena detuvo ayer a un sospechoso, que también portaba 200 gramos de marihuana, pero las víctimas no lo reconocieron

JOSÉ R. VILLALBAGRANADA

La Policía Local de Maracena recibió la noche del miércoles una llamada que advertía sobre un individuo vestido con un pantalón negro y una parka de color verde que presuntamente había cometido abusos contra una joven en la zona sur del pueblo. Se bajó los pantalones y se restregó contra el trasero de la fémina, aunque la víctima le hizo frente y el presunto agresor salió corriendo.

La Policía Local detuvo poco después, sobre las 23 horas, a un individuo que vestía la misma ropa y portaba 200 gramos de marihuana. Además, entre los cargos que le imputaron los agentes de la Policía Local, figuraba el de atentado contra la autoridad por las heridas infringidas a los policías. La joven finalmente no presentó denuncia.

Este individuo también fue detenido el pasado 2 de marzo, tras intentar sobrepasarse con otra vecina de Maracena, por la misma zona sur del municipio (barrio de las Mimbres), aunque no llegó a ponerle la mano encima. La vecina no quiso denunciar. El individuo logró escapar y pese al amplio dispositivo montado más tarde por todo el municipio con la colaboración de Guardia Civil, Policía Local de Maracena y Policía Nacional por la zona del Cerrillo del Maracena, este joven no apareció.

Por todo ello, cuando arrestaron a este individuo el pasado miércoles por la noche, los agentes creyeron que este joven era el presunto responsable de las seis denuncias formalizadas por abusos sexuales en apenas tres meses, cuatro de ellas en Maracena, una en Armilla y otra en Churriana. Todas en el intervalo comprendido entre mediados de diciembre y los últimos días de febrero. Todas las denuncias describen a un individuo joven, veinteañero, de características muy similares al arrestado, que siempre actúa con el mismo 'modus operandi': ataca a sus víctimas por la espalda, agarrándolas por el cuello y aprovechando con la otra mano para tocar por encima de la ropa las partes íntimas de estas féminas, aunque a una de ellas logró bajarle los pantalones. Actúa con la cara tapada y cuando sus víctimas se revuelven para liberarse, siempre emprende la huida. Tres de los cuatro casos registrados en Maracena se han localizado por la zona sur de la población, en las inmediaciones de la barriada de las Mimbres.

La Guardia Civil de Maracena preparó ayer una rueda de reconocimiento para que las víctimas con denuncia formal se pronunciaran sobre si el detenido era o no el autor de los abusos denunciados. Ninguna dio un sí rotundo. Tampoco ninguna logró ver su rostro el día del hecho delictivo, según las fuentes consultadas, ni ninguna otra señal que lograra identificar al agresor. Por tanto, los cargos que finalmente le han imputado han sido un delito contra la salud pública y otro de atentado contra la autoridad. No hay ninguna otra prueba, de momento, que vincule al sospechoso detenido por la Policía Local de Maracena el miércoles por la noche con las seis denuncias presentadas por abusos sexuales, más allá de su apariencia física.

Investigación

La Guardia Civil sigue adelante para tratar de averiguar quién es el autor de estos abusos, que siempre suele actuar de idéntica manera, por la noche, y prioritariamente en la localidad de Maracena. La investigación se inició el pasado mes de diciembre cuando presentaron la primera denuncia. El individuo detenido la noche del miércoles, el mismo que también fue arrestado el 2 de marzo, estaba pendiente de pasar a disposición judicial y todo apunta a que quedará en libertad con cargos tras ser acusado de un delito contra la salud pública y otro de atentado contra la autoridad.

Fotos

Vídeos