El autor de los disparos en el Albaicín tuvo una pelea la noche anterior en un bar

Policía Nacional en la zona recogiendo pruebas en la calle Panaderos./RAMÓN L. PÉREZ
Policía Nacional en la zona recogiendo pruebas en la calle Panaderos. / RAMÓN L. PÉREZ

Policía Nacional busca al autor de los hechos quien está identificado

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBA

Policía Nacional busca a un individuo, vecino del Albaicín y con antecedentes penales, como autor de los disparos efectuados ayer con una pistola con balas del calibre 9 milímetros durante el enfrentamiento mantenido sobre las once de la mañana con el propietario de un bar ubicado en la calle Panaderos del Albaicín. Los hechos sucedieron en el barrio más turístico de la ciudad y a plena luz del día. La suerte fue que los impactos de bala no hirieron a ninguna persona, aunque sí generaron mucha tensión entre los vecinos.

«Nosotros estábamos dentro de la tienda. Escuchamos los disparos y después vimos a un hombre correr por la calle Horno del Hoyo, mientras gritaba: 'Chivato'», comentaron ayer los propietarios de un establecimiento comercial ubicado en la zona de Plaza Larga. Prefieren no identificarse porque tienen miedo, como muchos otros vecinos consultados.

El enfrentamiento con el propietario del bar venía de la noche de atrás. Sobre las 23 horas del lunes, el autor de los disparos tuvo otro encontronazo con esta hombre, al parecer, porque previamente se había registrado una pelea en la puerta del bar y este empresario le había llamado la atención. Lo mismo ocurrió la mañana de ayer martes, el ahora huido, de 21 años de edad, se enfrentó con el propietario del bar, supuestamente, porque este no estaba dispuesto a aguantar sus desmanes y le llamó la atención. El propietario del establecimiento de restauración es un empresario que vive de su negocio y la gente en el barrio lo defiende. «Es un hombre que no se calla y si ha visto algo que no le ha gustado se lo habrá reprochado. Sabiendo quien es este individuo (el autor de los disparos), pocos serían capaces de cantarle las cuarenta», apunta el propietario de otra tienda de la zona.

El autor de los disparos ha sido detenido en ocasiones anteriores. En su currículo delictivo y entre los arrestos más próximos en el tiempo figura una detención de Jaén el pasado 21 de marzo del presente año por desobediencia a la autoridad, tenencia de armas e infracción contra la Ley de Extranjería; y el 17 de octubre de 2017, por una infracción contra la Ley de Extranjería y otra por lesiones en Granada. Policía Nacional también ha actuado en distintas ocasiones en una casa ubicada en la zona y frecuentada por el ahora huido por presuntamente ser un punto de menudeo de droga, denunciado en más de una ocasión por los propios vecinos del Albaicín, quienes se quejan del trasiego permanente de gente en este domicilio, situado a muy pocos metros del mirador de san Nicolás.

Una patrulla de la Policía Local de Granada se personó ayer en el lugar de los hechos pocos minutos después de registrarse los disparos, inmediatamente después llegó la Policía Nacional. Los agentes recogieron, al menos, dos casquillos de bala del calibre nueve milímetros, según los testigos disparados al aire para intimidar, así como distintos testimonios que informaron a la Policía Nacional sobre lo ocurrido. En una casa cercana al bar se podía observar ayer un cristal de una ventana roto provocado, seguramente, por el efecto rebote de algunas de las balas disparadas.

Policía Científica de Policía Nacional estuvo recogiendo pruebas en la zona hasta las 13.35 horas, justo cuando el bar volvió a abrir sus persianas para atender a sus clientes.

Los vecinos de la zona, pidiendo a IDEAL mantener su anonimato en todo momento, se quejaron por los numerosos problemas originados en la vivienda muy frecuentada por este joven y ubicada a pocos metros del bar donde se registraron los hechos en la misma calle Panaderos.

Hay quien incluso se aventuró a decir ayer que lo ocurrido la noche del lunes en la puerta del bar era un enfrentamiento entre grupos de «argentinos» y de «marroquíes» y hubo «disparos», un extremo no confirmado en ningún momento por la Policía Nacional. La investigación sigue abierta para encontrar al huido y no tardará mucho en 'caer'.

Más

Fotos

Vídeos