Cae una banda organizada con más de cuarenta robos en bares y gasolineras

J. R. VILLALBAGRANADA

La Guardia Civil de Granada ha desmantelado una organización criminal compuesta por personas de Europa del Este dedicada al robo en bares y gasolineras de máquinas expendedoras de tabaco, principalmente, aunque arramblaban con todo lo que podían durante sus actuaciones, según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas a la operación. Los investigadores de la policía judicial del instituto armado han logrado arrestar, al menos, a tres personas componentes de esta organización, aunque hay pendientes nuevas detenciones.

La mayoría de los componentes de esta banda criminal están asentados en Málaga y allí detuvieron, al menos, a dos de ellos el pasado domingo. Uno de los agentes participante resultó herido leve, aunque en estos momentos se encuentra en buenas condiciones.

La organización traía por la calle de la amargura a la Guardia Civil de Granada, Málaga y otras provincias aledañas desde hacía meses. Los robos se solían registrar de madrugada y siempre se operaba de la misma manera. Forzaban la entrada al negocio y allí trataban de hacerse con el dinero de las máquinas expendedoras, así como con el tabaco. Así obtienen un doble negocio. Esta peligrosa organización estaba asentada en Málaga, aunque se desplazaba desde allí a otras provincias como la granadina para cometer los robos, que estaban perfectamente planificados previamente. El montante económico del que se han hecho con estos más de cuarenta robos no ha trascendido, así como la cantidad de tabaco sustraída, aunque por el número de desfalcos cometidos todo hace sospechar que se trata de una cantidad importante.

Estaban especializados en la sustracción de máquinas expendedoras de tabaco en bares y gasolineras

Los arrestados disponen de un amplio currículo delictivo y habían dejado un reguero de pistas que ha permitido al eficaz grupo de delitos contra el patrimonio de la policía judicial de la Guardia Civil de Granada poner fin a los desmanes de esta organización criminal.

De momento, la causa judicial sigue bajo secreto de sumario en espera de la detención de otros componentes de esta organización, aún en paradero desconocido.

El desmantelamiento de esta organización supone un respiro importante para el sector de la hostelería, que veía como en pocos meses habían atacado un buen número de establecimientos del rama en Granada y provincias limítrofes.

Fotos

Vídeos