El Ayuntamiento de Granada notifica el desalojo de 5.000 nichos

Pegatinas amarillas en el cementerio, ayer. /Javier Morales
Pegatinas amarillas en el cementerio, ayer. / Javier Morales

Está previsto que a final de año avise de otras tantas irregularidades por motivos de titularidad que, si no se resuelven, motivarán la exhumación

Javier Morales
JAVIER MORALESGRANADA

Miles de pegatinas de vistosos colores amarillos y verdes avisan estos días a quienes visitan a sus seres queridos en el cementerio de San José de la situación irregular de más de 5.000 nichos. El Ayuntamiento de Granada notificó a principios de año a sus titulares la obligación de actualizar la concesión de unidades de enterramiento, y a finales de 2018 repetirá el trámite con otros 5.000 destinatarios, aproximadamente. Un total de 10.000 notificaciones que, junto a las de años anteriores, suman alrededor de 16.000 nichos en situación irregular.

La notificación certificada es un primer paso en una tramitación que puede culminar con la exhumación de los restos ubicados en todos estos nichos. Pueden darse dos opciones hasta llegar a ese extremo: presentar alegaciones al expediente o actualizar la titularidad del nicho y abonar todos los pagos pendientes.

De acuerdo con el reglamento publicado en la página web de Emucesa -la empresa que gestiona el cementerio, hasta 2013 municipal y desde entonces con participación de un socio privado-, la concesión del derecho funerario «podrá otorgarse por periodo mínimo de 5 años y máximo de 75».

Estos derechos tienen un coste que va desde los 84,30 a los 7.519 euros. Las ampliaciones por 5 años requieren un desembolso de 420 euros. El cambio de titularidad por fallecimiento, que sigue las normas de sucesión establecidas en el código civil, tiene según las tarifas de Emucesa, tiene un coste de 60 euros. Ese 'a perpetuidad' visible en algunas de las lápidas es nulo, a efectos prácticos.

La mayoría de los nichos 'etiquetados', explica el concejal delegado de Emucesa, Miguel Ángel Fernández Madrid, están en situación irregular desde hace varias décadas, normalmente porque los sucesores del titular no han tramitado el cambio de los derechos. Los nichos llevan desde hace dos años al borde de la exhumación. En diciembre cumplió el plazo otorgado a los titulares para dar respuesta a las notificaciones a través de los medios de comunicación y boletines oficiales de la provincia.

En una reunión del consejo de administración acordaron abrir el proceso administrativo. El contrato para el envío de las cartas se publicó el día 15. Cada una de las misivas certificadas tiene un coste que supera los 5 euros, que multiplicados por 5.000 dan un total de 25.000 euros. De ahí que se haya optado por dividir las 10.000 notificaciones entre principio y final de año.

De las cartas ya enviadas, Emucesa ha recibido unas 150 respuestas -alegaciones o dudas-, pero no ha recibido noticias del resto. El siguiente paso es el desalojo de los nichos, «a lo largo del año», fecha Fernández Madrid. La exhumación afirma, seguirá los procedimientos legales en materia higiénico-sanitaria.

«Vencida»

El problema es que los avisos no suelen llegar a su destinatario. De ahí las pegatinas colocadas en las lápidas, a modo de alerta a los sucesores y allegados del finado para que alerten sobre la situación irregular de los nichos. «Vencida» o «titularidad en situación irregular pasen por la oficina» son los dos mensajes que se dejan ver estos días en el camposanto granadino, sobre fondos fluorescentes de color verde o amarillo que han suscitado críticas a través de las redes sociales. Son miles y muy llamativas las etiquetas -incluso en algunas tumbas históricas o panteones- que quiebran la tónica visual del cementerio de San José.

Según el edil delegado de Emucesa, los desalojos no responden estrictamente a una necesidad de ampliación del cementerio, puesto que la zona que requiere más espacio es la de tanatorios, sino al cumplimiento de la normativa del mismo. El aumento del número de cremaciones implica menor requerimiento de tumbas libres.

Fotos

Vídeos