El Ayuntamiento de Granada investiga si hubo un delito de odio en el caso de las usuarias del burkini en una piscina municipal

A la derecha, la concejal de Derechos Sociales, Accesibilidad y Educación de Granada, Jemina Sánchez./IDEAL
A la derecha, la concejal de Derechos Sociales, Accesibilidad y Educación de Granada, Jemina Sánchez. / IDEAL

"Si no ponemos denuncia o reclamación estamos haciendo la vista gorda y el odio se alimenta de nuestro silencio", explica Jemi Sánchez

EFEGRANADA

El Ayuntamiento de Granada investiga si la empresa concesionaria de una piscina municipal incurrió en alguna ilegalidad o cometió un delito de odio al pedir a dos usuarias que se marcharan del recinto por llevar una bañador de cuerpo completo y ha recalcado que en las instalaciones se permite usar burkini.

La concejal de Derechos Sociales, Accesibilidad y Educación de Granada, Jemina Sánchez, ha explicado a los periodistas que el Ayuntamiento ya ha pedido un informe a la empresa encargada de las instalaciones después de que la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) denunciara ayer los hechos como un comportamiento discriminatorio e islamofóbico.

La delegación granadina de la Apdha detalló que, el pasado domingo, personal de Inacua, la empresa encargada de la piscina del centro deportivo "Periodista Antonio Prieto", solicitó a dos usuarias que llevaban un bañador de cuerpo completo que se marcharan del recinto con sus hijos.

Sánchez ha explicado que el Consistorio se enteró ayer de los hechos por redes sociales y no recibió la reclamación por escrito hasta última hora, una denuncia presentada por una testigo y tras la que han abierto la investigación.

"Si no ponemos denuncia o reclamación estamos haciendo la vista gorda y el odio se alimenta de nuestro silencio", ha explicado la edil, que ha animado a denunciar cualquier discriminación y ha detallado que han solicitado por escrito un informe a la empresa, que lo entregará esta semana con documentación gráfica.

El Ayuntamiento cotejará ese informe con la denuncia y espera poder contactar con las afectadas para batallar contra cualquier actitud "xenófoba, racista o discriminatoria".

Sánchez ha reconocido que el Ayuntamiento está preocupado y ha asegurado que si hay cualquier irregularidad se sancionará a la empresa, ya que en las piscinas municipales está permitido el uso del burkini, como han recordado hoy en una circular que ya se remitió por un hecho similar en septiembre.

Ha incidido en que no se permiten "otras vestimentas" que perjudiquen o pongan en riesgo la salud, como bañarse con un vestido o una prenda similar que pueda entrañar riesgo con las depuradoras.

"Trabajamos para clarificar los hechos y para que no quepa la menor duda de que no se admiten actitudes que puedan generar odio", ha resumido la concejal, que se ha puesto además en contacto con comunidades musulmanas para poder aportar sus sugerencias en la materia.

Sánchez ha recordado además que el Ayuntamiento denuncia ante la Fiscalía cualquier panfleto, manifestación o actitud que represente un delito de odio y que, en su "lucha constante" contra estos delitos, ultiman un reglamento que estará listo el próximo mes.

Ha considerado además importante saber si las afectadas van a presentar denuncia para avanzar ante lo que ha calificado de desagradable titular que "lamentamos muchísimo".

Fotos

Vídeos