El Ayuntamiento de Granada acuerda revocar la concesión de la discoteca del Serrallo

El establecimiento, objeto de una investigación penal, no tiene actualmente actividad. /GUSTAVO MORALES
El establecimiento, objeto de una investigación penal, no tiene actualmente actividad. / GUSTAVO MORALES

El concejal Baldomero Oliver firmó ayer el decreto, contra el que podrá ahora alegar la empresa dentro de un plazo de diez días

M. V. C.

El Ayuntamiento de Granada ha iniciado el procedimiento para revocarla concesión administrativa de la discoteca del Serrallo y ha dado un plazo de diez días a la empresa naria para que pueda formular las alegaciones que estime pertinentes, según han informado a IDEAL fuentes municipales, que precisaron que el decreto fue firmado ayer por el concejal de Contratación Baldomero Oliver.

La concesionaria era inicialmente Inversiones Área Sur, pero luego vendió su activo a la empresa Taler Real State, lo que, a juicio del municipio supondría "una cesión de la concesión sin que conste en el expediente anuencia del Ayuntamiento de Granada", lo que comportaría un incumplimiento del pliego de cláusulas de la concesión.

Ese sería uno de los motivos que han llevado a iniciar los trámites para dejar sin efecto la concesión, una decisión que se toma a raíz de un informe jurídico previo emitido por la Concejalía de Urbanismo, Medio ambiente, Salud y Consumo. Dicho documento, consultado por IDEAL y fechado el 22 de diciembre, explica que por parte de Taler Real State "existe un reconocimiento expreso de la adquisición del 100% de las participaciones sociales de Inversiones Área Sur". También resalta "la ausencia del proyecto de explotación del parque de atracciones infantil", lo que supondría otro incumplimiento.

Ahora habrá que ver cómo afecta esta revocación a la actual propietaria de la explotación de la discoteca de esta concesión. La explotación fue adquirida en subasta por unos 400.000 euros por el empresario Abel Pizarro tras entrar en concurso de acreedores sus anteriores dueños.

El establecimiento fue así bautizado de segundas con el nombre de Sky Club Serrallo Plaza, si bien empezó a funcionar como 683 Upper Club. Está cerrado desde finales de 2016. Pizarro está personado junto a su empresa en el denominado ‘caso Serrallo’ , en el que se investiga la ilegalidad de la construcción, para defender sus intereses y reclama por el perjuicio que ha sufrido. "En el marco de esta causa penal se han adoptado varias decisiones controvertidas relativas al establecimiento".

Una de ellas, que fue luego revocada por la Audiencia, fue la suspensión provisional de la licencia de la discoteca, la cual acordó como medida cautelar la jueza del caso Serrallo, María Ángeles Jiménez, en el mes de diciembre de 2016. Asimismo, la jueza pidió que se tasara el coste de su eventual demolición. La ‘disco’, que Pizarro reabrió el verano de 2016, está cerrada desde el 28 de diciembre de ese año.

La jueza del caso Serrallo rechaza expulsar a VOX

La jueza que investiga el ‘caso Serrallo’ ha rechazado expulsar al partido político VOX de la causa. En un auto, fechado el día 26 y al que ha tenido acceso este diario, la magistrada dispone que «no ha lugar» a sacar del caso a VOX, que ejerce la acusación popular, y se opone así a la petición que hizo el abogado del constructor investigado en este asunto, García Arrabal, tras detectar que supuestamente había escritos de esta parte que habían sido elaborados desde el ordenador de testigos de cargos, lo que afectaría a su imparcialidad. Sin embargo, la jueza coincide con la fiscal, en que «la mayor o menor imparcialidad» de sus testimonios se valorará en el juicio.

Fotos

Vídeos