El Ayuntamiento cita a Endesa para buscar soluciones a los cortes de luz

La sala donde se celebró este martes pasado la junta municipal de distrito Norte se llenó de vecinos para quejarse por los continuos cortes de electricidad./IDEAL
La sala donde se celebró este martes pasado la junta municipal de distrito Norte se llenó de vecinos para quejarse por los continuos cortes de electricidad. / IDEAL

Los comerciantes del Zaidín y los vecinos de Haza Grande se suman a las reclamaciones y quejas del distrito Norte por los continuos fallos en el fluido eléctrico

Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERA

El problema con el suministro eléctrico en Granada es como el rayo que no cesa. Estas Navidades, los vecinos de Haza Grande pasaron la Nochebuena sin luz y sufrieron cortes de entre dos y tres horas durante todas las fiestas, según denunciaron a este periódico. De hecho, ayer mismo contactaron con el concejal Baldomero Oliver para pedirle que mediara ante Endesa.

No es el único barrio de Granada que está a dos velas. En la zona de Santa Adela y de la avenida de Dílar del Zaidín, los comerciantes también manifiestan sus quejas. En el distrito Norte, la situación ha sido y es similar.

Cinco años después de que empezaran las primeras protestas por los fallos en el suministro eléctrico, los vecinos de barrios como La Paz, Cartuja o Almanjáyar, han vuelto a decir basta ante «tantas promesas incumplidas» y amenazan con acciones de protesta, confirman desde la ONG que opera en los barrios del distrito, Diálogo y Acción.

Vecinos, comerciantes y Ayuntamiento están a la espera de que Endesa fije una cita para reunirse

De hecho, la celebración de la junta municipal de distrito Norte, este pasado martes, sirvió de foco de expresión de setenta vecinos que se personaron en la reunión para expresar sus problemas, «tragedias humanas», llegaron a calificar, que sufren en sus hogares.

En palabras de la concejala de Derechos Sociales y presidenta de la junta municipal de distrito (JMD) Norte, la socialista Jemi Sánchez, «decenas de vecinos manifestaron su malestar por los persistentes cortes de luz que padecen». Añade que «dramáticas fueron las historias que contaron sobre la pesadilla que están viviendo desde hace años. Siete cortes o más diarios. En muchos casos no pueden realizar una vida normal y digna».

Los testimonios de estas familias granadinas llegan a ser indignantes: «Muchas familias con hijos y personas mayores a su cargo, con el rostro transformado por la desesperación y el hastío de la no acción nos trasmitieron su pesadumbre», cuenta Jemi Sánchez.

En el transcurso de la JMD, la concejala se comprometió a tener una reunión antes de finalizar enero, entre las Administraciones, la empresa concesionaria del servicio (Endesa) y los usuarios en el Centro Cívico del distrito Norte.

En 24 horas

De hecho, 24 horas después de la celebración de esta junta municipal, la concejala Jemi Sánchez registró una petición dirigida a Endesa para celebrar la semana que viene en el Centro Cívico Norte una reunión. «Sesión a la que invitaremos -reza el texto- además al resto de administraciones para que expongan, en la medida de sus competencias, las actuaciones previstas y sobre todo para escucha y mirar a a cara a las personas afectadas».

Se añade por parte del Ayuntamiento de Granada en la misiva dirigida a Endesa que se necesitan «compromisos firmes» y lograr que las familias del distrito Norte «tengan las mismas garantías en el suministro eléctrico que en el resto de la ciudad». El objetivo es «garantizar unos recursos básicos».

El portavoz de la ONG Diálogo y Acción, que trabaja en el distrito Norte codo con codo con los vecinos, aseguró en declaraciones a este periódico que «la junta de distrito de ayer fue un escaparate del sufrimiento de los vecinos de Norte. Acudieron a quejarse, a pedir soluciones».

La cuestión es que, aseguran en Diálogo y Acción, que «esta es la enésima vez que los vecinos piden soluciones. Y no llegan». Por esta razón, añadió, «vamos a ver qué resultado tiene la reunión prevista para la semana que viene con Endesa».

Y tras la mesura, la advertencia: «Es la última oportunidad que los vecinos dan a Endesa y a las administraciones responsables para iniciar acciones y movilizaciones. Estuvimos hablando, y si no se aclara la situación en distrito Norte, pensamos que los tiempos de las instancias y los papeleos ya han pasado. Así que empezaremos a movilizarnos y a protestar».

También en el Sur

Del distrito Norte al Sur de la ciudad, el Zaidín también está viviendo estos días cortes en el suministro de electricidad. Este periódico ha podido saber que los comercios de la avenida de Dílar se han visto afectados por los cortes de luz «hasta el punto de haber tenido que cerrar sus puertas». Hay que recordar que la avenida de Dílar es uno de los ejes comerciales más importantes del barrio.

Estos cortes en el suministro eléctrico han afectado también a muchos comercios que han tenido que trabajar a medio gas, según las críticas trasladadas a este periódico. Asimismo, el malestar se ha traducido en una reclamación a Endesa a través de la Federación Provincial de Comercio de Granada.

Estos fallos en el suministro eléctrico también han afectado a viviendas tanto del entorno de la avenida de Dílar como de Santa Adela. Los comerciantes se encuentran a la espera de las explicaciones que pueda ofrecer la compañía eléctrica al tiempo que exigen el establecimiento de un correcto suministro eléctrico.

Fotos

Vídeos