Ayudar a los que ayudan

Una de las actividades de la asociación./IDEAL
Una de las actividades de la asociación. / IDEAL

La oenegé Proyecto Paxtu está inmersa en la creación de varios proyectos para visibilizar a entidades con fines sociales

GABRIEL S. CARACUELGRANADA

Detrás de la inmensa cantidad de entidades con fines altruistas que existen en Granada, queda espacio para una idea que pretende ensalzar y visibilizar las actividades sociales a través del apoyo y cobertura hacia cualquier oenegé que abogue por mejorar un mundo desatendido. El Proyecto Paxtu pone de manifiesto ese concepto de ayuda desinteresada en la ciudad, y persigue siempre unos fines identitarios muy claros: potenciar el espíritu de responsabilidad social a través del voluntariado y hacer que el conglomerado de todas estas asociaciones sea cada vez más reconocido y apoyado por parte de las instituciones y de la sociedad en general. Para ello, esta organización sin ánimo de lucro se implica en las necesidades de estos diferentes núcleos que ayudan, pero a los que también les viene de perlas ser ayudados.

La idea tomó forma hace dos años, y surgió gracias a un grupo de voluntarios inspirados por la necesidad de educar, concienciar y trabajar para dar luz a la cara más olvidada de la moneda. Lo logran mediante el acercamiento de personal dispuesto a echar una mano -ya sean ellos solos o a través de otra organización- con entidades que tengan fines sociales. A día de hoy, colaboran con 53 organizaciones. Son el último paso para que puedan acometer su labor con la mayor solvencia posible.

Ricardo Carvajal, involucrado en la materia del voluntariado desde hace 13 años y presidente de este movimiento, es una fuente constante de ideas. «Es muy satisfactorio ayudar a varios colectivos a través de nuestro trabajo, es lo que refuerza la motivación para ir cada día a más. No buscamos que todas las personas sean iguales, si no que se comprenda el valor de lo diferente, y que tengamos igualdad de oportunidades y una vida digna».

Ayuda pública

Fue el verano pasado cuando Paxtu abordó su actividad más importante hasta la fecha: organizar un campamento con 30 menores procedentes de Aldeas Infantiles y Ciudad de los Niños, junto al embalse de Los Bermejales. La experiencia resultó todo un éxito: «Lo mejor de todo es verlos llenos de ilusión y con ganas de hacer cosas, sobre todo, sabiendo que necesitan ese tipo de sensaciones y porque por unos días se olvidan de su situación y disfrutan al máximo». Tan gratificante fue la convivencia que la intención este año era organizarlo de nuevo, pero no han recibido ninguna subvención. «Para desarrollar el campamento con ese volumen de personas y durante una semana se necesita un mínimo de 3.000 euros de los que no disponemos». Como última medida para intentar reunir el presupuesto mínimo hicieron una campaña de 'crowdfunding', pero sólo reunieron la mitad del dinero necesario.

Dentro de Proyecto Paxtu, y a modo de división, se encuentra un apartado para labores de ayuda específica denominado Granada Solidaria. Las actividades son varias y también enfocadas a la ayuda de otras asociaciones, como la intención de realizar documentales informativos y soportes audiovisuales para las entidades que lo precisen. Es una idea que ahora mismo está paralizada: «El equipo que inició esta aventura ya no puedo abordarlo por temas laborales y de estudios, es por ello que necesitamos más personal para recomponernos y continuar la tarea» comenta Ricardo.

Otra aspiración que sí está en marcha es la creación de un directorio de asociaciones, contrastando toda la información real y activa, para que cualquier persona que lo lea encuentre su vocación voluntaria de una manera efectiva. La intención es que esté listo para octubre y bajo formato digital. «Hay muchas asociaciones inscritas en la Junta de Andalucía que se disolvieron hace tiempo, pero siguen reflejadas y no están dadas de baja. Nuestra intención con el libro es facilitar el proceso».

Fotos

Vídeos