Archivan la denuncia que 'Vamos, Granada' puso contra el alcalde por no expulsar a los ediles 'díscolos'

Archivan la denuncia que 'Vamos, Granada' puso contra el alcalde por no expulsar a los ediles 'díscolos'
RAMÓN L. PÉREZ

La Fiscalía no aprecia delitos en la actuación del alcalde y el secretario municipal, a los que Marta Gutiérrez acusaba de prevaricación, malversación e impedirle ejercer derechos cívicos

M. V. COBO

La Fiscalía Provincial de Granada ha pedido el archivo de la denuncia presentada por la concejala de Marta Gutiérrez Blasco contra el alcalde, Paco Cuenca, y el secretario municipal. La concejala de 'Vamos, Granada' presentó la denuncia contra ambos después de un pleno municipal, en el que Cuenca dejó sobre la mesa la expulsión de Pilar Rivas del grupo municipal, algo que había pedido el partido, pero que ofrecía ciertas dudas al Ayuntamiento. Cuenca pospuso esa expulsión para pedir asesoría al Consejo Consultivo. En ese mismo pleno, celebrado en el mes de noviembre, la concejala de 'Vamos, Granada' anunció que interpondría la denuncia, que presentó a los pocos días. Tanto el secretario como el alcalde presentaron alegaciones por separado, así como la concejala Pilar Rivas, quien en su escrito pedía a su vez que se tuviera por presentada denuncia contra Marta Gutiérrez, petición que también rechaza la Fiscalía Provincial.

Esta denuncia se enmarca en la crisis que se desató en el seno del grupo municipal de 'Vamos, Granada' el pasado verano, cuando dos ediles del grupo, Pilar Rivas y Luis de Haro, presentaron un escrito para relevar a Gutiérrez como portavoz. Aquel escrito no se consultó con el partido que da nombre al grupo municipal, y los órganos de esta formación política pidieron la expulsión de los dos ediles que habían propiciado el cambio en la portavocía.

Ahora, la Fiscalía rechaza que se les pueda imputar el delito de prevaricación al secretario y al alcalde. Considera el fiscal en su escrito que, aceptar el cambio de portavoz, el no admitir el paso a la condición de concejal no adscrito de Luis de Haro, dejar sobre la mesa la expulsión de Rivas hasta conocer el dictamen del Consejo Consultivo «son decisiones que en ningún caso tienen el más mínimo atisbo de arbitrarias y a sabiendas de su injusticia». En todo caso, se podrían impugnar en vía contencioso-administrativa, pero no en la penal.

Vía contenciosa

En cuanto a la malversación de caudales públicos, la denunciante apuntaba que Rivas, ejerciendo ya como portavoz, habría bloqueado las cuentas del grupo municipal. Sin embargo, el alcalde alegó que se les habían transferido las asignaciones al grupo municipal. El fiscal apunta que hay una «falta de claridad y concreción en la imputación».

En cuanto al tercer delito, el de impedir el ejercicio de los derechos cívicos de Marta Gutiérrez, afirma el fiscal que podría admitir que se le hubiera «privado de determinados privilegios» de los que goza un portavoz, pero incide en que en ese momento era portavoz Pilar Rivas. En cualquier caso, incide en que es un asunto que se debe dirimir en la vía contencioso-administrativa.

No se ahorra el fiscal cierta 'regañina' al apuntar en su escrito que los hechos denunciados tiene origen en «las evidentes disensiones» en el seno del grupo municipal, que al no ser resueltas por los concejales «se traslada su eventual resolución al secretario y al alcalde» y al no compartir sus decisiones, acuden a la vía penal en lugar de a la contencioso-administrativa.

Rechaza el fiscal la denuncia de Rivas contra Gutiérrez, a quien acusa de malversación por presuntamente haber aceptado pagos con el dinero del grupo municipal sin ser portavoz. El fiscal incide en no apreciar indicios de delito de apropiación indebida, ni ánimo de lucro propio o de tercero.

«En el caso hipotético de haberse producido los hechos imputados, estos comportamientos no integrarían el tipo penal aludido y además, deben enmarcarse en las tristes disputas que mantienen los miembros del grupo municipal», relata el fiscal, que informa del archivo a la denunciante, al secretario y al alcalde, y a Pilar Rivas, cuya denuncia también archiva.

Fotos

Vídeos