La anciana fallecida en San Juan de Letrán intentó refugiarse en el cuarto de baño

IDEAL

Los vecinos han sido realojados en casas de familiares y habilitadas por el Ayuntamiento

EFEGRANADA

Los vecinos del edificio de la calle San Juan de Letrán de Granada donde esta madrugada se ha registrado un incendio en el que ha fallecido una mujer de 73 años y 32 personas han resultado heridas por inhalación de humo han sido realojados en casas de familiares y habilitadas por el Ayuntamiento.

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que ha visitado la zona junto a la concejal de Protección Ciudadana, Raquel Ruz, ha lamentado en declaraciones a los periodistas el fallecimiento de la anciana, que al parecer intentó refugiarse en un cuarto de baño.

El incendio, originado sobre las 5.20 horas en la zona baja del edificio por causas que ya están siendo investigadas, ha provocado que un total de 32 personas, tres de ellas menores, hayan tenido que ser evacuadas a centros hospitalarios por inhalación de humos, mientras que un bombero también ha resultado herido en la espalda.

Fuentes sanitarias han precisado a Efe que de los finalmente cuatro menores atendidos en el Hospital Materno Infantil ya se ha dado de alta a una niña, mientras en el del PTS de los diez iniciales se han dado dos altas y los ocho restantes siguen en observación.

En el Hospital General, de las 18 personas atendidas, quedan nueve en observación, todos bien y esperando asimismo el alta en las próximas horas.

El regidor, que ha agradecido la pronta respuesta de los efectivos de emergencia, ha explicado que no existe riesgo estructural en el inmueble pero que no hay garantías de habitabilidad, de ahí que los vecinos hayan tenido que ser realojados, cuatro de ellos por el Ayuntamiento y el resto por familiares.

Según la edil de Protección Ciudadana, dada la magnitud del fuego, en el operativo han trabajado una veintena de efectivos de los Parques Norte y Sur del Cuerpo de Bomberos, además de una quincena de agentes de la Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil.

Ruz ha detallado que los daños son cuantiosos en el edificio de siete plantas y que muchas viviendas han quedado completamente calcinadas e inhabitables.

De momento se desconoce el origen exacto del fuego, que pudo originarse en la zona baja o primera planta y que se propagó hacia las plantas superiores por el hueco de las escalera que habría funcionado como una especie de chimenea.

Además, ha añadido, al parecer los pasillos de distribución de las viviendas estaban recubiertos de madera, lo que ha propiciado también la rápida propagación de las llamas.

La fallecida se había refugiado en el cuarto de baño y no ha podido ser rescatada, mientras que el resto de vecinos, incluido su marido, han sido evacuados en su mayoría a través de ventanas y terrazas.

Javier Álvarez, inspector de bomberos, ha indicado que el edificio se encuentra precintado por agentes de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía y no ha querido aventurar posibles hipótesis del origen del fuego.

Fotos

Vídeos