El alcalde de Granada busca aliados para reactivar la segunda fase del AVE con fondos europeos

El alcalde de Granada busca aliados para reactivar la segunda fase del AVE con fondos europeos
IDEAL

Cuenca pidió a Ximo Puig, ponente en el Comité de Regiones, que reclame la inclusión de Granada en el Corredor Mediterráneo ante la Unión Europea

M. V. COBOGranada

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), se reunió ayer con Ximo Puig, presidente valenciano y ponente en el comité de Regiones de la Unión Europea, para trasladarle las necesidades ferroviarias que tiene la provincia. El regidor quiso trasladar al representante del comité de regiones la situación de aislamiento ferroviario que sufre Granada desde hace mil días, y recabar el compromiso de Puig con el futuro del Corredor Mediterráneo, del que la provincia no puede quedar excluido.

El primer edil explicó ayer a este periódico que se decidió viajar hasta Valencia porque «Puig es ponente de un órgano relevante, como es el comité de regiones, en el que se supervisan los fondos europeos». Durante el encuentro, celebrado en el Palau de la Generalitat, ambos trataron la situación de la capital andaluza respecto a su aislamiento ferroviario y la necesidad de que Granada sea incluida dentro del Corredor Ferroviario Mediterráneo.

El también presidente de la Generalitat Valenciana es ponente del dictamen sobre infraestructuras de conexión europeas en el Comité de Regiones de la Unión Europea, uno de los máximos órganos que decide las líneas de inversión en infraestructura en el territorio europeo, explicó el alcalde.

Petición

Cuenca le solicitó que «incluya la situación ferroviaria que padece Granada en el informe que elabora para Europa», al considerar que Granada «debe situarse entre las ciudades prioritarias para recibir inversiones europeas en materia de infraestructuras».

El alcalde insistió ante el representante europeo en la «lamentable situación de incomunicación ferroviaria» que sufre Granada. Cuenca reclamó a Puig que esta situación «quede reflejada e incorporada en el documento que recoge las necesidades de los territorios españoles y que se traslada a Bruselas».

La reconexión, como asunto urgente. Pero Cuenca reclamó también la inclusión de Granada en el Corredor Mediterráneo, lo que consideró «una prioridad irrenunciable para la que no hay excusas».

Respecto al Corredor Mediterráneo, el alcalde ha señalado que «la salida natural de Andalucía hacia el levante es por Granada», que se merece, según dijo, estar al mismo nivel que los corredores diseñado en otros puntos de España. Y recordó que, en la estrategia europea hasta el año 2020, Granada tiene ya aprobada una partida de hasta 400 millones para la llamada ‘segunda fase’ del AVE. «Hay que dejar diseñada la Variante de Loja, y el bypass de la línea de Moreda para soterrar el tren en la capital», precisó Cuenca tras el encuentro, quien insistió en que no se pueden perder esos fondos. Y ratificó que el Corredor Mediterráneo «no puede denominarse así si no incluye el tramo que une Granada y Almería, que es el único que queda sin plantear».

Así, en cuanto al AVE propuesto desde Fomento para unir Granada y Almería, criticó la pretensión del Gobierno de que «nos conformemos con un apaño, mientras que Rajoy plantea para Galicia y País Vasco prestaciones de alta velocidad reales». Cuenca explicó que este proyecto para unir las dos capitales andaluzas debería incluirse en la estrategia europea 2020-2030, para lo que pidió el apoyo de Puig, como representantes del comité de regiones en la Unión Europea.

Críticas del PP

El PP no dejó pasar ayer la oportunidad y reprochó al alcalde que malgaste fondos públicos en «propaganda» y consideró que vuelve a hacer el ridículo por viajar ayer a Valencia para abordar con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, temas del Corredor Ferroviario Mediterráneo.

La portavoz de los populares en el Ayuntamiento, Rocío Díaz, consideró que este encuentro iba a ser «otro ridículo» del alcalde de Granada y una muestra de que su estrategia se reduce a «desviar la atención». Díaz puso en duda la «capacidad de interlocución» que pueda tener Cuenca para hablar del Corredor Ferroviario con el presidente valenciano, consideró que no es la persona más representativa y pidió que utilice su crédito para exigir al PSOE que subsane las promesas pendientes con Granada.

«Está volviendo a hacer el ridículo, como lo hizo cuando fue a Bruselas a ver a gente del grupo parlamentario europeo socialista para hablar del AVE», incidió Díaz, quien instó a Cuenca a que sea reivindicativo y beligerante con su propio partido, al que responsabilizó de dejar a Granada fuera del Corredor del Mediterráneo. Recordó que en el 2010, el ministro socialista José Blanco mandó una propuesta a la Unión Europea que incluía el Corredor a su paso por Andalucía y excluía expresamente la conexión con Motril. La dirigente popular también recordó que el consejero de la Junta Gaspar Zarrías anunció en enero de 2006 un tren que uniría Granada con Motril y dos años antes otro para conectar Motril, Salobreña y Almuñécar, sin que ninguna se hiciera. «El PSOE es especialista en exigir a los gobiernos populares cuando ellos son los primeros que no cumplen», resaltó.

Fotos

Vídeos