Agreden a una enfermera en las urgencias del PTS

Una ambulancia llega a las urgencias del Parque Tecnológico de la Salud./FERMÍN RODRÍGUEZ
Una ambulancia llega a las urgencias del Parque Tecnológico de la Salud. / FERMÍN RODRÍGUEZ

Los profesionales del centro plantean una concentración en protesta por la agresión para el próximo lunes a las diez de la mañana

Javier Morales
JAVIER MORALES

Una enfermera ha sufrido una agresión a primera hora de la mañana en las urgencias del hospital del Parque Tecnológico de la Salud (PTS). Según fuentes del Sindicato de Enfermería Satse y compañeros de la profesional agredida, ésta atendía en las urgencias cuando una paciente ha empezado a mostrarse agresiva, protestando por el tiempo de espera. "Ha sido una agresión física: la han cogido de los brazos, la ha zarandeado y arañado y en seguida la compañera ha llamado a la Policía y a sus superiores", han señado estas fuentes.

El equipo directivo del hospital ha iniciado los trámites administrativos que se desarrollan en los casos de agresión, poniendo en marcha el Plan de Prevención y Atención contra las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS). El gerente del hospital, la directora de Enfermería y los supervisores han acudido para interesarse por el estado de la enfermera, que no ha sufrido heridas graves, y la han intentado tranquilizar.

Desde la Junta de Personal y la directiva del centro se está preparando una concentración en repulsa por la agresión para el próximo lunes a las diez de la mañana. La dirección del hospital ha manifestado su "más rotunda condena" ante lo ocurrido, actuaciones “para las que no hay justificación posible y contra las que todos debemos hacer frente común”.

El Plan de Prevención y Atención contra las Agresiones fue impulsado en 2005 por la Consejería de Salud con el objetivo fundamental de dotar a los profesionales de la sanidad pública de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo. Este plan pone a disposición de sus profesionales asistencia sanitaria y jurídica, así como apoyo psicológico en caso de que lo demanden.

La agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene recogida en el Código Penal como delito de atentado contra la autoridad, y así se han dictado sentencias en diferentes casos con penas que oscilan entre los 12 meses y los 3 años de prisión.

Temas

Salud, Pts

Fotos

Vídeos