El abogado de Arcuri: «Lo que he vivido hoy ha sido surrealista»

Enrique Zambrano, abogado de la expareja de Juana Rivas, a su salida de los juzgados. / Ideal

El abogado del padre de los hijos de Juana Rivas cree que la renuncia a su defensa es «una maniobra dilatoria» para que esta causa penal no influya en el proceso por la custodia que se sigue en Italia

Y. HUERTAS

«Lo que he vivido hoy ha sido surrealista». El abogado de Francesco Arcuri, Enrique Zambrano, no podía esconder el asombro en su gesto ni en sus palabras a la salida de los juzgados de Granada tras lo acontecido esta mañana en la sala de vistas del Juzgado de lo Penal 1. A su juicio, la renuncia del abogado de Juana Rivas a representarla hoy responde a una «maniobra dilatoria absolutamente» para que un eventual desenlace condenatorio de esta causa penal no influya en el procedimiento civil que se sigue en Italia sobre la custodia de los dos hijos menores de la pareja.

En declaraciones a los periodistas, el abogado ha llegado a tildar de «fraude» lo ocurrido, pues, como ha recordado, el abogado de Juana Rivas que ha renunciado a defenderla, Juan de Dios Ramírez, estaba designado en las actuaciones y su firma consta en el escrito de defensa, que se emitió en febrero.

Más información

«Venir ahora y decir que no conoce las actuaciones me parece bastante irresponsable por su parte (...), lo que pasa es que va a tener consecuencias, ya que se va a deducir testimonio por delito de desobediencia muy posiblemente», ha subrayado el letrado, al tiempo que ha enfatizado que el magistrado de Penal 1, Manuel Piñar, ha advertido hasta «tres veces» a su colega que se sentara y ejerciera su obligación como letrado defensor de Juana Rivas.

«Decir que no conoce el procedimiento me parece muy lejano a la realidad (....), firma el escrito de defensa y, si lo firma, es que conoce las actuaciones. Fui yo el que advertí al juzgado de que podía existir un fraude evidente», ha añadido.

Francesco Arcuri, que ejerce la acusación particular en el caso y solicita al igual que la fiscalía cinco años de cárcel para la madre de Maracena, tenía previsto intervenir en el juicio mediante videoconferencia. También le reclama 30.000 euros de indemnización y plantea, de forma subsidiaria, nueve meses de prisión por presunta desobediencia judicial.

Código deontológico

Preguntado sobre si por su parte, como acusación particular, iba a tomar medidas contra el abogado de Juana, Zambrano ha contestado que «ya tiene bastante el compañero con la deducción que se va a hacer y con la medidas que adopte el Colegio de Abogados de Sevilla» por lo que en su opinión podría constituir un «grave incumplimiento del código deontológico«. En este punto, explicó que una sanción penal por desobediencia puede derivar en inhabilitación si se produce en el ejercicio de la profesión.

La renuncia del abogado de Juana Rivas se ha producido después de que su otro letrado, José Estanislao López, quien según ella lleva este asunto y quien quiere que le represente en el juicio, no haya podido acompañarla por encontrarse de baja laboral desde enero.

Desde que la defensa de Juana pidiera la suspensión de la vista, Enrique Zambrano ha advertido al juzgado que tanto Juan de Dios Ramírez como José Estanislao López estaban designados indistintamente y que la firma de ambos figuran en las diligencias. El juicio se ha aplazado hasta el próximo 18 de julio.

Fotos

Vídeos