2.500 granadinos se juegan el acceso a la sanidad pública

Expectación a las puertas de la facultad donde se ha celebrado el examen. / VÍDEO: J. M. | FOTO: RAMÓN L. PÉREZ

Tres facultades de la UGR han acogido este sábado las pruebas selectivas de formación sanitaria especializada. Médicos y farmacéuticos son los que tienen más opciones de lograr plaza

Javier Morales
JAVIER MORALES

Un total de 2.450 granadinos buscan desde las cuatro de la tarde de este sábado un puesto para la formación sanitaria especializada. El objetivo: lograr una de las casi ocho mil plazas para residentes vacantes a nivel nacional. Un reto que se complica según la especialidad.

Los doctores que hoy han participado en el examen de médico interno residente (933 en Granada) son los que pagan más ‘barata’ la plaza: hay una para cada dos médicos.

El total de puestos ofertados en España es de 6.513, y son 14.448 los aspirantes. Lograr destino es relativamente fácil; más difícil es conseguir la especialidad deseada. Dermatología fue la más cotizada en la pasada convocatoria, seguida de Cirugía Plástica y Cardiología. Entre las tres suman 291 vacantes en toda España. Por contra, Medicina Familiar y Comunitaria ofrece 1.810.

En el apartado de Enfermería han sido 900 los admitidos a examen en Granada, y 1.051 las plazas ofertadas en todo el país para comenzar el EIR. Por lo que respecta a la Psicología, son 450 los candidatos granadinos para lograr alguna de las 35 plazas. Teniendo en cuenta que en toda España había 4.207 aspirantes, sólo uno de cada 120 logrará acceder a una de las ofertadas. También se han examinado los farmacéuticos, biólogos, químicos y radiofísicos.

Pasadas las tres de la tarde, los accesos al campus universitario de Cartuja acumulaban casi más tráfico que cualquier día lectivo. Cabe recordar que la línea U3, la que sube a las Facultades de Empresariales y Farmacia –con 22 aulas habilitadas entre ambas para los exámenes– no pasa por el campus los fines de semana, objeto de crítica entre los alumnos. Lograr aparcamiento ha sido, para los más rezagados, una prueba ‘extra’ del test.

Ya a las puertas de los centros, los examinados han compartido los últimos abrazos y deseos de suerte mientras decenas de relaciones públicas de academias les entregaban libros y folletos. Por si toca repetir. Otros anunciaban aplicaciones móviles con las que mañana mismo podrán comprobar el número de errores y aciertos en el examen. Dentro, esperaba un test con 235 preguntas: 225 y 10 de reserva para equilibrar la nota en caso de error en la formulación de alguna de las cuestiones.

Fotos

Vídeos