Ideal

La Fundación Federico García Lorca entrega nueva documentación para justificar los gastos del centro

La Fundación Federico García Lorca aporta nuevos documentos para justificar gastos del centro
/ RAMÓN L. PÉREZ
  • Nuevos contratiempos retrasan el pacto definitivo que debe permitir la llegada del legado del poeta a Granada

El consejero andaluz de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, y el alcalde de Granada, Francisco Cuenca (PSOE), explicaron ayer al finalizar una reunión del consorcio Lorca que la Fundación, que preside la sobrina del poeta, Laura García Lorca, sumó nueva documentación a la aportada con anterioridad, en concreto 200 folios con documentación.

Según los mismos, tras la reunión del Consejo Rector del centro, del que forman parte el Gobierno central, la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Granada, se avanzó "un gran paso" para que el legado lorquiano se traslade a Granada desde Madrid.

No obstante, la reunión podría haberse saldado con un acuerdo que supusiera el empujón final para cuadrar las cuentas del proyecto, pero nuevos contratiempos retrasaron el pacto definitivo, ese que debe permitir la llegada del legado del poeta a Granada. Por un lado, la Fundación –en la que están representados los herederos– envió ayer por la mañana esos 200 folios con para tratar de justificar debidamente el gasto de alrededor de dos millones de euros de subvenciones en concepto de promoción del centro Lorca y programación de actos referentes al periodo (2007-2013), cuando los herederos fueron los responsables de gestionar el dinero público.

En los próximos días, los técnicos analizarán la documentación entregada, si bien «en líneas generales», lo aportado hasta el momento demuestra que «todos los gastos con dinero público se han justificado», explicó el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez. El próximo lunes hay una nueva reunión del consejo rector para dirimir, entre otras cosas, cuántas cantidades de gasto público quedan justificadas con esas facturas.

2,3 millones a Ferrovial

Por otro lado, fuentes del consorcio aseguraron ayer que otro de los escollos de las negociaciones se encontró en una deuda de 3,2 millones que aún mantienen las administraciones públicas con Ferrovial y con otros pequeños proveedores. En concreto, se deben 900.000 euros a diversas firmas referentes al periodo 2006-2007, cuando los administradores del centro eran el Ministerio de Cultura, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Granada. Por otra parte, se le adeudan alrededor de 2,3 millones a Ferrovial, de los que 1,6 son por cuenta de la Junta de Andalucía y 700.000 euros del Ministerio. Esas cantidades se comprometieron a ser pagadas en el año 2013 cuando hubo un sobrecoste de las obras de 5,7 millones al que hicieron frente todas las instituciones, aunque el gobierno central y la administración andaluza aún deben abonar su parte.

Según fuentes próximas al consorcio, el Ayuntamiento, cuyo interventor acudió a la reunión, se resistió a iniciar el expediente de liquidación de las cuentas del centro hasta que no se aclare en firme cómo y cuándo van a pagar la Junta y el Ministerio sus respectivas partes. Otro de los puntos calientes del encuentro –en el que las salidas a fumar, al servicio y a despejarse crecieron conforme avanzaba la tarde–, fue la futura financiación del centro Lorca, su viabilidad y mantenimiento una vez esté al 100%. Ayer tampoco quedó sentado, aunque se prevé que se aclare en breve, qué aportación pondrá cada administración y en el marco de qué figura jurídica.

Por último, también se abordó el hecho de que la Fundación Lorca y su presidenta, Laura García Lorca, volverán a tener presencia en los órganos de decisión del centro, de donde fueron apartados en el año 2013 después de que el exsecretario de esa entidad privada, Juan Tomás Martín, presuntamente malversara fondos a las espaldas de las administraciones públicas y de la sobrina del poeta. Esta última lo denunció y ante él admitió los hechos en el juzgado. De ese desvío de fondos –según fuentes municipales– responderá la Fundación cuando terminen de aclararse pormenorizadamente las cuentas en caso de que hubiese una parte pública que saldar. A lo que sí debe hacer frente la familia del poeta es a un préstamo de cuatro millones pedido a la Caixa por su exsecretario y en virtud del cual ya han llegado a un acuerdo las dos entidades privadas.

Nueva figura administrativa

Según especificó el alcalde, Francisco Cuenca, se ha encargado un informe técnico-jurídico para analizar la «figura administrativa» para que la Fundación Lorca, una vez justificados los fondos y completada la auditoría, tenga un papel «como uno más» en el ente de gestión del centro cultural ubicado en la plaza de la Romanilla, sobre cuyo funcionamiento «también hay que velar» en los próximos años.

Y lo deseable y necesario, según todos los presentes, es que todas esas decisiones estén tomadas antes del próximo 30 de junio y así llegar a ese día con un pacto cerrado y en firme sobre el traslado de los materiales desde Madrid a Granada, ya que si ese plazo no se produce se incumple uno de los requisitos temporales que pusieron Noruega, Islandia y Liechtenstein cuando entregaron mediante fondos del Espacio Económico Europeo (EEA Grants) 3,6 millones para el proyecto. El consejero de Cultura defendió que ese plazo era flexible y que superarlo no supondría la devolución del dinero. Aún así confió en que la firma final se producirá dentro de ese horizonte.