Ideal

Librar a la naturaleza de la basura humana

video

Recogida de basura en Sierra Nevada, donde varios voluntarios retiraron 150 kilos / Ramón L. Pérez

  • En la montaña recogieron 150 kilos y en el fondo del mar 100 kilos dentro de una iniciativa ecologista para concienciar sobre el deterioro medioambiental

  • Varios grupos de voluntarios hicieron batidas de limpieza ayer en Sierra Nevada y en la playa del Tesorillo

La Hoya de la Mora, un entorno privilegiado en la alta montaña al que se puede llegar en coche, no debería estar llena de toallitas, latas, chupetes, tarjetas de forfaits o biberones. Pero lamentablemente lo está. El pasado sábado más de 5.000 voluntarios de toda España salieron a recoger basura de parajes naturales y en la provincia de Granada también había mucha tarea por hacer. En Sierra Nevada cinco voluntarios quitaron alrededor de 150 kilos de basura y en el fondo marino de la playa del Tesorillo, en Almuñécar, fueron 100 kilos de desechos compuestos por anzuelos, latas, tuberías antiguas y hasta vidrio.

Juntos pretendían frenar las consecuencias de la acumulación de basura en el campo y en el mar y concienciar a la población. La iniciativa se enmarcó dentro de un acuerdo promovido por Ecoembes, una organización que cuida del medio ambiente y promueve la sostenibilidad a través del reciclaje de envases, y SEO/BirdLife, organización para la conservación de la naturaleza y la biodiversidad en España.

Ambas instituciones han lanzado juntas Libera, un proyecto que pretende limpiar los diferentes ecosistemas españoles a través de campañas, como la primera limpieza colaborativa nacional de espacios naturales, que se celebró ayer, o '1m2 por la naturaleza'. «Toda la vida nos han enseñado que no debemos coger las cosas del suelo porque son basura. Ahora, Ecoembes y SEO nos hemos propuesto acabar con esa enseñanza y cambiarla por no lo tires, es basura. Si hay una forma de concienciar desde la participación es animando a la gente a salir al campo y limpiar lo que nadie debía de haber ensuciado», dijo Juan Francisco Jiménez, de SEO Granada.

Club de buceo

En el caso de Almuñécar, en esta ocasión se ha unido a la iniciativa el Club Universitario de Buceo de Granada, que lleva realizando desde 2015 campañas de recogida de basura en la zona. «Nos parecía interesante unirnos a este proyecto por su capacidad divulgativa, ya que también sirve para que la gente se conciencie sobre la necesidad de mantener limpios los fondos marinos», explicó Juan Carlos Reyes, su secretario.

Con la recogida de este año, según explicó el buceador, podrán establecer una comparativa con la basura que sacaron el año pasado para ver, entre otras cosas, cómo evoluciona el comportamiento del hombre y cómo van cambiando los tipos de residuos que se encuentran. Datos que posteriormente subirán a la aplicación 'Marnoba' con la que quieren crear un «mapa estadístico de la basura» y contribuir a lo que ellos llaman un «concepto de ciencia ciudadana». En Almuñécar fue la primera convocatoria abierta para cualquier persona con nivel básico de buceo. «Ha participado gente del club, conocidos y amigos de la zona», señaló Juan Carlos.

En Sierra Nevada, a los participantes en la recogida se unieron incluso algunos visitantes que pasaban el día allí. «Afortunadamente ha habido gente que se ha parado y de manera voluntaria se ha unido. Otros, como los ciclistas, nos han dado las gracias por limpiar la montaña en este acto simbólico», explicaba ayer a IDEAL Juan Francisco Jiménez, de SEO.

Desertización en Granada

Ayer también fue el día Mundial de la Desertificación y los científicos advirtieron del «monstruo de la desertificación», un proceso de destrucción de suelo fértil prácticamente irreversible, que avanza por diferentes ecosistemas que ocupan el 70 % de la superficie de España debido a la mala planificación y sobreexplotación de los recursos naturales, sobre todo del agua. El científico Jaime Martínez Valderrama, experto en esta materia de la Estación Experimental de Zonas Áridas del CSIC en Almería, dijo: «Los desiertos son ecosistemas fruto de condiciones de extrema aridez, la desertificación, por el contrario, es un proceso que se desata por intervenciones humanas inadecuadas, no responde a la mala suerte sino a la mala planificación de los recursos naturales».

Según los datos del Programa de Acción Nacional contra la Desertificación (PAND) del Ministerio, más de dos tercios de la superficie de España es susceptible de sufrir desertización. Especialmente, existen procesos de desertización en marcha en cinco tipos de ecosistemas: uno de ellos se da en las zonas donde predominan los sistemas hortofrutícolas costeros que generan sobreexplotación de los acuíferos, principalmente en las áreas de invernaderos de Granada, Almería, Murcia y Canarias. Aunque las manchas de desertificación están repartidas por todo el territorio, donde más predominan es en Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha y todo el Levante. «La desertificación es consecuencia de una sobreexplotación, que al igual que ocurre con los océanos tiene que ver con la práctica humana de querer sacar más de lo que hay», subrayó Martínez Valderrama.