Ideal

Los deberes de los nuevos consejeros con Granada

Primera reunión del nuevo gobierno de Susana Díaz, el pasado martes en el palacio de San Telmo de Sevilla.
Primera reunión del nuevo gobierno de Susana Díaz, el pasado martes en el palacio de San Telmo de Sevilla. / EFE
  • La conclusión de la reordenación sanitaria y el aumento de docentes, entre las principales tareas para el renovado Gobierno andaluz, que todavía tiene pendiente poner el metro en funcionamiento

Tras el frustrado intento de acceder a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz remodeló la pasada semana su gobierno andaluz con la intención de dar un nuevo aire a su Ejecutivo y allanar así el camino hacia las elecciones autonómicas de 2019. Los cambios de cara en seis consejerías –casi la mitad– y la portavocía del gobierno redujeron la cuota granadina dentro del Ejecutivo a pesar de los importantes desafíos con los que cuenta Díaz en Granada. De las cinco incorporaciones ninguna es de la provincia y de los dos granadinos de adopción que formaban parte del gobierno de la presidenta –María José Sánchez Rubio y Aquilino Alonso– sólo continúa Sánchez Rubio, que acompaña a Díaz desde que accedió al cargo en 2013 y seguirá al frente del departamento de Igualdad y Políticas Sociales.

El renovado gobierno andaluz tiene por delante con Granada dos retos principales:la reordenación sanitaria y la entrada en funcionamiento del metro. El primero será por Marina Álvarez, hasta la pasada semana gerente del hospital Reina Sofía de Córdoba. Se le exigirá que mantenga los plazos comprometidos y cierre la crisis hospitalaria durante el primer trimestre de 2018. Mientras tanto tendrá que lidiar con las plataformas de trabajadores, que surgieron a raíz de los problemas generados por la fusión sanitaria y pretenden aprovechar el viento a favor que les dieron las movilizaciones de hace unos meses para encabezar una mejora de la asistencia médica.

La segunda tarea escrita en el libro de deberes es la puesta en funcionamiento del metro. Felipe López, uno de los señalados para salir del Gobierno de Díaz, ha evitado su cese y continúa al frente de la consejería de Fomento y Vivienda. Sin embargo, sigue sin ser capaz de dar una fecha exacta o aproximada para la puesta en servicio del tranvía metropolitano. Esta semana continuaban las pruebas, pero este periódico pudo comprobar que los semáforos siguen sin estar bien regulados en algunas intersecciones e impiden a los trenes alcanzar la velocidad necesaria para empezar a transportar viajeros.

La nueva consejera de Educación, Sonia Gaya, deberá afrontar la petición de centros escolares, maestros, profesores y padres de que aumente el número de docentes para bajar la cifra de alumnos por clase. Y además seguirán las protestas para que no se ejecute el traslado de la escuela de idiomas a la zona Norte.

El regreso de los cursos de formación para el empleo, la permanencia de las salas penales de nueva creación del TSJAen Granada y la transparencia en la gestión de la Alhambra serán otras cuestiones que tendrá que abordar el nuevo gobierno a corto plazo en una provincia que reclama entrar en el día a día del discurso de Susana Díaz.

Salud - Martina Álvarez: Terminar la reordenación de los hospitales y mejorar la asistencia

El Gobierno andaluz ya ha incumplido la fecha que le marcó el Parlamento para volver a dos hospitales ‘completos’ y Salud espera tenerlos listos en marzo de 2018

La nueva consejera de Sanidad, Marina Álvarez, tiene en Granada uno de los retos más importantes a los que se enfrentará después de haber sido gerente del hospital Reina Sofía de Córdoba durante varios años. La crisis hospitalaria dura ya ocho meses, desde que el médico de urgencias Jesús Candel, ‘Spiriman’, lograra sacar a las calles de la capital a miles de personas que rechazaban un modelo sanitario basado en hospitales especializados y reclamaban regresar a dos grandes complejos sanitarios con la mayoría de especialidades médicas.

El tira y afloja que tuvo el gobierno andaluz desde octubre con trabajadores y sindicatos de los hospitales finalizó a comienzos de febrero, cuando Díaz accedió a todas las peticiones que las plataformas habían planteado meses atrás para apagar el fuego sanitario antes de anunciar su candidatura a ser secretaria general del PSOE a nivel nacional. Aquella decisión guardó en el cajón un proyecto fraguado cinco años antes, acabó con varios altos cargos altos de la consejería cesados y colocó en la picota al ahora también cesado Aquilino Alonso, sustituido por Marina Álvarez.

Con el proceso de reversión de la fusión hospitalaria ya en marcha, el objetivo del gobierno andaluz para los próximos meses será cumplir con los plazos marcados, después de que el Ejecutivo ya haya incumplido la fecha que le marcó el Parlamento –con el voto favorable de la presidenta Díaz y todo el PSOE– para tener dos hospitales ‘completos’ este verano. La consejería aspira a que este denso capítulo sanitario quede cerrado en el primer trimestre de 2018. Los primeros plazos del último cronograma ofrecido por las gerencias de ambos complejos sanitarios se están cumpliendo, a la espera de entrar en el punto más delicado del proceso: la adjudicación y ejecución de las obras pendientes.

Mientras avanza el nuevo modelo hospitalario, la provincia sigue reclamando más médicos, enfermeros y auxiliares para hacer frente a las demandas sanitarias de la población. En las últimas semanas, algunos sindicatos han criticado la falta de recursos previstos por la administración para afrontar los meses de verano en la Costa y en la capital. A esta petición se une la reclamación de recuperar todos los puestos de trabajo perdidos durante el proceso de fusión hospitalaria.

Marina Álvarez deberá también mejorar el equipamiento de los hospitales comarcales, definir qué uso se le quiere dar al edificio del antiguo Clínico cuando acabe la reordenación hospitalaria y devolver a la ciudadanía granadina la confianza en un sistema andaluz de salud, cuya imagen está deteriorada como consecuencia de los errores que la propia administración ha reconocido durante el fracasado proceso de fusión.

Justicia e Interior - Rosa Aguilar: El compromiso de que las secciones del TSJAse quedarán en Granada

La unificación de las sedes judiciales y el aumento del personal para atender las demandas por las cláusulas suelo, tareas pendientes en Justicia

El mes pasado la Junta de Andalucía declaró después de varias semanas de silencio que el «sitio natural» de las salas del TSJA es Granada. La presión del gobierno andaluz, unida a la movilización ciudadana, provocó que el pasado 7 de junio el presidente del CGPJ confirmara al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que no está justificado el traslado de las plazas de magistrado. Este compromiso del CGPJ y la voluntad del TSJAse tendrán que mantener hasta que esta decisión sea efectiva.

Mientras tanto, la unificación de las sedes judiciales y el aumento del personal para atender las demandas por las cláusulas suelo son dos de las tareas pendientes que Rosa Aguilar deberá abordar a corto plazo en Granada. La rapidez o lentitud con las que ambas se lleven a cabo dependerán de los fondos que Justicia destine a ello. Con respecto a la dotación de los juzgados para atender a los afectados por las cláusulas suelo, la consejería ya ha asignado a cuatro funcionarios para esta tarea, pero los sindicatos alertan de que todavía existe una «falta de medios» que el gobierno tiene que abordar para que no se produzca un colapso.

Rosa Aguilar también tendrá la obligación de lograr la unificación definitiva de los juzgados de la capital en el edificio de Caleta. En paralelo está pendiente todavía la remodelación de la sede del Banco de España para terminar con la actual dispersión de fiscales por diferentes sedes judiciales.

Educación - Sonia Gaya: El reto de bajar las ratios y las interinidades

El destino de la escuela oficial de idiomas a partir de septiembre, otro de los conflictos a abordar en Granada por la nueva consejera

Sonia Gaya tendrá un par de meses para preparar el comienzo de un curso escolar en el que maestros, profesores y padres de alumnos volverán a reclamar una apuesta decidida de la administración andaluza por aumentar la calidad de la enseñanza, disminuyendo el número de alumnos por clase. Esta demanda, que ayudaría a bajar las ratios y dar la posibilidad de trabajar a más profesores interinos, será respaldada por padres de alumnos, sobre todo en el área metropolitana, en donde la cifra de estudiantes por clase suele estar siempre cerca del máximo permitido legalmente.

La nueva responsable de Educación tendrá otro año más el difícil reto de dar respuesta a la creciente demanda de Formación Profesional (FP), que el pasado año dejó a 5.800 alumnos sin la enseñanza solicitada, cubriendo sólo el 56,1% de las peticiones.

El destino de la escuela oficial de idiomas (EOI) a partir de septiembre será otro de los conflictos a abordar en Granada por la nueva consejera de educación. Alumnos, profesores, sindicatos y hasta el Ayuntamiento de Granada en una declaración institucional han reclamado a la Junta de Andalucía que no ejecute el traslado previsto al colegio Arrayanes, pero la administración andaluza no ha cambiado por ahora los planes previstos.

Entre sus tareas también estará rebajar la tensión con los profesores de conservatorio, que hasta ayer reclamaron la paralización de las oposiciones a docentes de Música y Artes Escénicas, que finalmente se han celebrado este fin de semana.

Cultura - Miguel Ángel Vázquez: Unión para que llegue el legado deLorca y luz en la gestión de la Alhambra

Los cuatro grupos de la oposición andaluza reclamaron en comisión una dirección más transparente del monumento nazarí

La Alhambra es el monumento más importante de Granada y el nuevo consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, un hombre de partido que desde mayo de 2012 desempeñaba el cargo de portavoz del gobierno andaluz, tendrá que trabajar para lavar la imagen del espacio cultural más importante de la provincia, que según la Intervención General del Estado entre 2007 y 2015 encadenó una serie de contratos supuestamente ilegales que le hicieron perder 4,8 millones.

La nueva dirección del espacio nazarí quiso romper con la gestión realizada hasta hace dos años, pero hace unas semanas la exconsejera de Cultura, Rosa Aguilar, reconoció que dos de las siete empresas investigadas mantenían contratos de trabajo con el monumento a pesar de que –expuso Aguilar– el gobierno andaluz intentó impedirlo.

Gran parte de los granadinos y algunos grupos políticos como el PP reclaman que la gestión del monumento repercuta en Granada y en el Albaicín. Y Miguel Ángel Vázquez tendrá la complicada tarea de convencer a la sociedad provincial de que la Alhambra no se gestiona desde Sevilla y plantear nuevas medidas para mantener el crecimiento de visitantes del 12% logrado durante 2016.

Otro de los retos que tendrá Vázquez será colaborar con el resto de administraciones para que el legado del poeta Federico García Lorca llegue a Granada. Vázquez definió esto como el objetivo «más inmediato» y expuso que sólo «desde la colaboración institucional será posible conseguirlo».

Por definir está qué uso se le dará al Museo Arqueológico cuando el ministerio finalice las obras de rehabilitación y también está pendiente la recuperación de la inversión de la consejería en festivales, mermada como consecuencia de la crisis económica desde 2008. Al respecto, Vázquez declaró a IDEAL que Granada «ofrece una rica oferta cultural y patrimonial que hay que fortalecer porque además genera riqueza y empleo».