Ideal

Esto decía un informe de marzo del CGPJ sobre la creación de plazas para la segunda instancia penal.
Esto decía un informe de marzo del CGPJ sobre la creación de plazas para la segunda instancia penal. / IDEAL

Así se gestaron las futuras secciones penales del TSJA

  • El CGPJ pidió en marzo que fueran siete las plazas de magistrado y ya planteó la posibilidad del desplazamiento

  • Un informe legislativo, previo al Real Decreto por el que se crearon las seis plazas de magistrado para la segunda instancia penal, puso la opción sobre la mesa

¿Desde cuándo la sombra del desplazamiento de las secciones penales planea sobre Granada? Para realizar una cronología completa, hay que echar la mirada bastante atrás. Hay que retroceder hasta 2015. Es en ese año cuando la Junta de Andalucía tuvo conocimiento de que se iban a crear nuevas plazas de magistrado. Exactamente, el Ministerio de Justicia anunció la creación de 45 nuevos órganos judiciales en todo el país, 11 de los cuales iban a parar a Andalucía, así como de tres plazas de magistrado para el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

A la Junta no le parecieron bastantes ni los juzgados proyectados ni las plazas de magistrado previstas, por lo que reclamó al Gobierno «que fueran 13 los nuevos órganos, así como que aumentase las plazas de magistrado», precisaron a IDEAL fuentes de la Consejería de Justicia e Interior. Aquellos nuevos juzgados y plazas se quedaron sin embargo en esa especie de limbo en el que los planes aguardan su ejecución mientras el tiempo no deja de pasar. De hecho, Granada sigue pendiente del segundo Juzgado de lo Mercantil, para el que desde hace meses la Junta de Andalucía tiene oficinas reservadas en el Complejo Judicial de La Caleta, y del tan necesario cuarto juzgado para Santa Fe.

A principios de este año, los planes se reactivaron de forma parcial. Según las fuentes, fue en una conferencia sectorial, celebrada el 22 de febrero, cuando se anunció que se iban a crear las nuevas plazas de magistrado para el TSJA de cara a la implantación de la segunda instancia penal. El Ministerio de Justicia preguntó entonces a la Junta de Andalucía, «a través de un oficio», su opinión sobre el número de plazas previsto. Eran seis y la Junta no puso esta vez pega a la cifra. Pero en ningún momento, según recalcaron las fuentes, en esa comunicación se habló de lugares, ubicaciones o desplazamiento.

A los pocos días, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que es el máximo órgano de gobierno de los jueces, pidió expresamente que fuera una plaza más para Andalucía, esto es, siete en vez de seis, a la vez que planteó la posibilidad de desplazar las secciones en las que se repartirían los seis magistrados. Lo hizo a través de un informe legislativo, al que ha tenido acceso IDEAL, emitido el 7 de marzo pasado, tras un pleno extraordinario.

El informe versaba sobre el Proyecto de Real Decreto por el que se hacía efectiva la implantación de la segunda instancia penal y analizaba el número de plazas de magistrado previstas para reforzar las salas de lo Civil y Penal en determinados TSJ. «En particular, se dotan trece nuevas plazas de magistrados con la siguiente distribución: 6 plazas para el TSJ de Andalucía, de Ceuta y de Melilla; tres plazas para el TSJ de Cataluña; una plaza para el TSJ de la Comunidad Valenciana; y tres plazas para el TSJ de la Comunidad de Madrid», detallaba.

El informe dejaba claro que en el caso andaluz había algunas peculiaridades debido a la «extensión del territorio sobre el que recae la jurisdicción de este tribunal y el aumento de la carga de trabajo que supone resolver los recursos de apelación frente a las resoluciones dictadas por ocho audiencias provinciales». Por eso, planteó la opción de crear dos secciones de apelación en la Sala de lo Civil y Penal, «y que esas secciones, -añadió- si así lo solicita la Sala de Gobierno del TSJ, se desplacen permanentemente a las localidades de Sevilla y Málaga, lo que permitiría establecer la correspondiente simetría con la situación de las Salas de lo Contencioso administrativo y de lo Social del mismo TSJ y atender debidamente las peculiaridades derivadas de la extensión del territorio». Descartó, en cualquier caso, la creación de Salas de lo Penal en ambas provincias, que ya poseen salas desplazadas de lo Social y de lo Contencioso. Esta opción fue planteada en 2016 por la propia Sala de Gobierno del TSJA, que por entonces reclamaba 9 magistrados para las apelaciones penales.

Finalmente, han sido seis las plazas creadas en el Real Decreto emitido el 10 de marzo y, en la línea planteada por el CGPJ, la Sala de Gobierno -en la que tienen un mayor peso numérico los magistrados de Málaga y Sevilla- propuso el 25 de abril desplazar las dos futuras secciones.