Ideal

La 'desfusión' costará 7,6 millones

El traslado a Trauma se hará antes de marzo de 2018.
El traslado a Trauma se hará antes de marzo de 2018. / F. RODRIGUEZ
  • A ello se suman cerca de 10 millones de la malograda obra para convertir Trauma en Materno

  • El SAS insiste en que los dos hospitales completos serán reales en marzo de 2018 «como muy tarde» aunque habrá reformas que se extenderán a lo largo del próximo año

La reversión de la fusión hospitalaria y el regreso a los reclamados dos hospitales completos costarán 7,6 millones de euros al Servicio Andaluz Salud (SAS). La consejería publicó ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el segundo paquete de obras que se tienen que realizar en los centros hospitalarios de la capital -tasado en 1,7 millones de euros- al que se suma el ofertado el pasado viernes, valorado en 4,92 millones. Junto a ambos está otro millón de euros que, según explicaron ayer los gerentes de los complejos Virgen de las Nieves y Campus de la Salud, servirá para dotar de equipamiento los hospitales.

El centro sanitario que contará con una mayor inversión será el hospital de Traumatología. El SAS contempla para él 4,27 millones de euros y con esta obra se pondrá fin al plan de que este edificio se convirtiera en el nuevo Materno-Infantil. Este proyecto, que nunca se llegó a consumar, ha costado ya a la administración sanitaria cerca de diez millones de euros, sobre los que el SAS nunca ha aclarado qué parte son 'reutilizables' en el nuevo Trauma y cuáles se han perdido como consecuencia de la crisis hospitalaria.

A las obras de Traumatología hay que añadir otras dos actuaciones, destinadas esencialmente a que tanto el Materno-Infantil como el hospital del Campus de la Salud tengan una infraestructura adecuada para atender a los niños y a todas las especialidades atendidas en estos centros sanitarios, como por ejemplo la Ginecología o la Neonatología. En el Materno-Infantil se reformará la UCI pediátrica, mientras que en el Campus de la Salud habrá que diseñar otra UCI pediátrica y áreas de Endoscopia, Neonatología, Urgencias pediátricas, Ginecología y paritorios. Junto a estas mejoras se realizará otra en el centro hospitalario de día oncohematológico, próximo al edificio de gobierno del Virgen de Las Nieves.

Con la publicación en el BOJA de estos dos lotes de obras, que el SAS espera tener firmados con las empresas adjudicatarias para la segunda quincena de septiembre, los gerentes de los hospitales, Pilar Espejo y José Luis Gutiérrez, destacaron que se cumple con los plazos establecidos en el cronograma de trabajo que estima que la 'desfusión' será real en marzo de 2018 «como muy tarde». En este proceso de desdoblamiento de los hospitales, Urología ya funciona desde esta semana con dos servicios independientes y Medicina Nuclear se encuentra en proceso. En paralelo, está previsto que antes del 30 de junio también estén separadas las unidades como Endocrinología, Reumatología, Cirugía General y Otorrinolaringología.

Ambos gerentes volvieron a hacer especial hincapié en marzo de 2018 como fecha máxima para la reversión de la fusión, a pesar de que los dos lotes de obras ofertados el pasado viernes y ayer contemplan 16 meses de duración y, por tanto, se podrían extender a lo largo de todo el próximo año. El SAS reconoció que existen obras que se probablemente se terminarán más allá de marzo de 2018, pero aseguró que éstas no interferirán en los traslados que haya que realizar de un hospital a otro -del Campus de la Salud a Traumatología, por ejemplo- y, por tanto, no serán un obstáculo para que la 'desfusión' esté terminada la próxima primavera.

Profesionales

Lanzadas a concurso público las obras de reforma de los hospitales, el siguiente paso en el cronograma de la 'desfusión' afecta directamente a los trabajadores de ambos complejos hospitalarios. Está previsto que en julio todos los sanitarios sepan cuál será su nuevo destino en el nuevo modelo sanitario y en octubre, una vez finalizado el periodo de vacaciones, se tomará posición en los nuevos puestos de trabajo. Sobre el personal, la gerente del Virgen de la Nieves, Pilar Espejo se comprometió a incorporar trabajadores «en base a las necesidades asistenciales» y el gerente del hospital Campus de la Salud, José Luis Gutiérrez, incidió en que los hospitales «van a quedar de forma muy similar a como estaban antes».