Ideal

video

Un hombre camina sobre las vías en Albolote. / CAROLINA MAYAS

El metro de Granada circula a paso lento en su carrera de obstáculos

  • Siguen los problemas por ocupaciones de vía y semáforos que no pasan a rojo cuando se acercan los vagones. En los próximos días aumentará la presencia del metro sobre las vías

El metro no alcanza la velocidad prevista para su funcionamiento comercial. Falla la sincronización con los semáforos que deben impedir que los vehículos crucen las rotondas cuando se acerca el metro. Y siguen las ocupaciones de la vía por peatones y vehículos aparcados sobre ellas.

Este periódico recorrió las vías a primera hora de ayer y luego acompañó en paralelo al tren 312 durante la mañana. Minutos después de las nueve, hora a la que ya circulan vagones del metro, un grupo de corredores esperaba sobre las vías en la rotonda próxima al cementerio de Maracena. Hacia Albolote, otros deportistas caminaban a paso ligero aprovechando el césped artificial.

En el centro de Albolote, un anciano paseando con bastón junto a los raíles, vecinos cruzando con los semáforos en rojo y carritos de la compra... Situaciones que se repiten desde que comenzaron las pruebas, en febrero, a lo largo de los cascos urbanos por los que transcurre el metro. En Maracena, un coche volvió a ocupar las vías a la altura del cruce con Camino Nuevo. El martes, la Policía ya sancionó a un vehículo que obstaculizó el paso del metro justo en el mismo punto.

El empleado advierte al corredor de que se acerca el metro.

El empleado advierte al corredor de que se acerca el metro. / C. M.

A las diez y cuarto, al tren 312 se subió un grupo de técnicos. Se desplazaron hasta Armilla, cabecera de línea, y tras un par de minutos parados en el centro del municipio, a las 11:43 partieron hacia la marquesina ‘Sierra Nevada’, junto al centro comercial. Diez minutos después, el metro hacía parada junto a las facultades del Parque Tecnológico de la Salud y a las 11:57, tras una breve pausa en el puente, llegaba al Nuevo Los Cármenes. Tiempos que no concuerdan con las expectativas de funcionamiento, ya que hacía pruebas..

Nada más retomar el camino en dirección Albolote, el metropolitano tuvo que parar en la siguiente rotonda porque los semáforos de los vehículos no se pusieron en rojo hasta unos segundos después de su llegada. No fue el único fallo. Ocurrió más tarde en la rotonda del PTS, como se puede apreciar en el vídeo.

Por Argentinita pasó en dos ocasiones un corredor que hizo caso omiso a las indicaciones del personal. Primero corrió sobre las vías en sentido Armilla. Más tarde hizo el camino de vuelta ante la mirada atónita del trabajador, que insistió en que abandonara la plataforma.