Ideal

Granada reclama 350.000 euros a la Junta por el retraso del metro

Representantes de Ayuntamiento y Junta, en una imagen de archivo.
Representantes de Ayuntamiento y Junta, en una imagen de archivo. / Ramón L. Pérez
  • Es la cantidad que se gastó en autobuses desde abril de 2015 hasta diciembre de 2016 y que se podía haber ahorrado de funcionar la línea del metropolitano

El Ayuntamiento de Granada envió ayer por escrito una reclamación de dinero a la Junta de Andalucía. La corporación local exige al gobierno autonómico que les compensen con 350.000 euros por el retraso en poner en marcha el metro de Granada. Esa es la cantidad que el gobierno municipal ha tenido que gastar en líneas de autobús que den servicio a los potenciales usuarios del metro, para el que sigue sin haber fecha de puesta en marcha. Esos 350.000 euros se corresponden con la subvención municipal –descontando ya los ingresos por venta de billetes– de las líneas que se pusieron en marcha para conectar la ciudad con el Parque Tecnológico de la Salud en abril de 2015 –y hasta el mes de diciembre de 2016–, un servicio que tendría que prestar ya el tranvía.

Así lo comunicó ayer la concejala de Movilidad, Raquel Ruz, en la comisión informativa del área, en la que comentó que habría que actualizar esa petición cuando arranque la explotación comercial del metro. El Ayuntamiento ya ha anunciado que no modificará las líneas de autobús mientras tanto.

Esta reclamación por escrito a la Junta da cumplimiento a una moción de IU que se aprobó en el pleno de febrero, en la que también se pedía la gratuidad de los transbordos. Ruz señaló a su vez que se sigue negociando con el consejero de Fomento para exigir que sea la Junta la que asuma el coste de estos transbordos entre el metropolitano y el autobús urbano. «Seguimos negociando pero desde el gobierno andaluz nos trasladan que el tratamiento a Granada tiene que ser igual al de otras ciudades, y la gratuidad del transbordo podría ser un agravio», avanzó Ruz sobre las relaciones con la Junta. Desde IU señalaron que la línea de Granada, a diferencia de la sevillana o la malagueña, es metropolitana, no solamente urbana.