Ideal

Caen dos bandas dedicadas a robos en viviendas de Granada

Caen dos bandas dedicadas a robos en viviendas de Granada
  • Empleaban vehículos que habían robado anteriormente y a los que le colocaban placas de matrícula falsas, y después de los robos incendiaban los automóviles con el fin de eliminar las pistas

Dos bandas a las que se les atribuyen 67 robos en viviendas de las provincias de Málaga, Granada, Córdoba, Jaén, Almería, Murcia y Burgos han sido desarticuladas en sendas operaciones de la Guardia Civil, que han permitido dieciséis detenciones y la recuperación de algunos de los efectos sustraídos.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha informado hoy en rueda de prensa de que en la primera de las operaciones, denominada "Lake", ha caído una organización asentada en Roquetas de Mar (Almería), desde donde se desplazaba a otras provincias para cometer los delitos.

Para estos desplazamientos empleaban vehículos que habían robado anteriormente y a los que le colocaban placas de matrícula falsas, y después de los robos incendiaban los automóviles con el fin de eliminar las pistas.

Esta investigación se inició tras nueve robos en la zona del pantano de La Viñuela (Málaga) y ha concluido con la detención de los dos cabecillas de la banda, ambos de nacionalidad marroquí, y otras siete personas, de nacionalidad marroquí y española.

Algunos de los 47 robos que se atribuyen a este grupo se cometieron con los moradores de la vivienda en su interior, y en muchos casos emplearon la violencia, la intimidación y las amenazas.

La segunda operación, denominada "Noper", se inició tras una serie de robos el pasado marzo en la zona de Alhaurín el Grande (Málaga) y se ha saldado con la detención de seis personas de nacionalidad rumana y una italiana por su presunta implicación en una veintena de delitos.

En este caso, solían actuar por la mañana en días laborables para aprovechar la ausencia de los moradores y fracturaban el bombín de la cerradura para acceder a las viviendas.

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, Jesús Esteban, ha apuntado que estas operaciones han sido posibles al haberse reforzado el dispositivo contra los robos en viviendas, ya que cada vez que se presenta una denuncia por este motivo se realiza una inspección ocular exhaustiva del domicilio.

En una de las operaciones, el hallazgo de una huella dactilar en una cajetilla de tabaco permitió avanzar en la investigación, ha desvelado el coronel.

Esteban ha agradecido además a los juzgados competentes en ambas operaciones que hayan autorizado "medidas excepcionales" que hasta ahora sólo se empleaban para delitos más graves, como las escuchas telefónicas, que "son un último recurso que hay que fundamentar, y que el juez autoriza en última instancia".