Ideal

Joyería San Eloy. Bodas con tradición y estilo

Joyería San Eloy. Bodas con tradición y estilo
  • Las joyas son el recuerdo que perdurará toda la vida y que te acompañarán en el día a día rememorando tu boda

Cuando una pareja llega al altar lo hace llena de ilusión, de amor y, generalmente, tras meses de pasión y dedicación preparando el día más importante de sus vidas. El vestido y las joyas con el que la novia da el “sí quiero”, las alianzas que simbolizan su amor, las flores que adornan la ceremonia, los invitados que les rodean en ese momento único… Cada detalle es un gran aliado que ayudará a los novios a celebrar este gran día.

La costumbre de intercambiar anillos el día de la boda durante la ceremonia no es algo nuevo, de hecho, ya en el siglo III A.C., los egipcios así lo hacían.

Las alianzas de boda, tal y como las conocemos ahora, empezaron a usarse en el siglo V, pero no fue tarea fácil que la Iglesia las aceptara como parte de la ceremonia, a pesar de que en el Antiguo Testamento se pedía la mano de la novia con un anillo. Es en el siglo IX cuando el Papa Nicolás I decretó que el hecho de entregar el anillo a la novia fuera una declaración oficial de la intención de casarse, costumbre que ha llegado hasta nuestros días.

Los novios se entregan los anillos para simbolizar su amor sin final, representado en la forma circular. Una vieja creencia cuenta que se lleva en el dedo anular ya que la vena que parte de ese dedo llega hasta el corazón.

Las novias cuidan al máximo detalles como la elección de las alianzas, los zapatos, el velo o el ramo. Sin embargo, igual de importantes son los pendientes, las gargantillas o los broches, joyas que jamás pasan desapercibidas en una novia, por lo que escoger las más adecuadas es clave para completar una imagen perfecta. Además, las joyas son el recuerdo que perdurará toda la vida y que te acompañarán en el día a día rememorando tu boda.

Pero, ¿cómo acertar en esta difícil búsqueda? En primer lugar, hay que tener claro que las joyas son un complemento, un toque sutil y delicado que no debe restar protagonismo al vestido sino que, desde un segundo plano, contribuye a aumentar la magia del estilismo final. Decantarse por la sencillez y mantener el estilo del conjunto son claves de éxito.

Los dos principales factores a tener en cuenta a la hora de seleccionar las joyas son el peinado y el vestido. El tipo de escote, el color del vestido o el recogido determinarán, en gran medida, la joya a lucir.

Joyería San Eloy lleva 65 años aconsejando a sus clientes como elegir las joyas que más se adecuan a ese momento tan especial. Déjate ayudar por profesionales con las últimas tendencias y estilos para el día de tu boda.

#JoyeríaSanEloy #TradiciónyVanguardia