Ideal

El edil García Montero se ve envuelto en un incidente con la Policía Local de Granada

El edil García Montero se ve envuelto en un incidente con la Policía Local de Granada
  • Los agentes multaron al concejal porque su mujer iba sin casco y a ella la denunciaron por alterar el orden público y faltarles al respeto

Juan García Montero, concejal del PP en el Ayuntamiento de la capital, tuvo ayer un día agitado. Y no sólo por tener que afrontar el primer trámite importante de la 'carrera electoral' para disputar la presidencia de los populares granadinos a su compañero Sebastián Pérez. A primera hora de la tarde, García Montero se vio envuelto en un incidente con la una pareja de la Policía Local, que le multó por circular con su moto por el centro de la ciudad sin que su mujer llevase el casco. El propio edil, en declaraciones a IDEAL, reconoció que, efectivamente, fue sancionado y advirtió de que pagó la denuncia en el acto. La Policía Local también reflejo esa circunstancia, pero a partir de ahí las versiones divergen.

Según los guardias, y dejaron constancia de ello por escrito, la esposa de García Montero fue denunciada por negarse a ser identificada, «alteración del orden público» y faltar les al respeto. En este sentido, el atestado describe que la mujer del concejal, al ser requerida para que mostrase su DNI, lanzó «el bolso a los brazos» de uno de los uniformados, «dando voces y gritando: cógelo tú mismo, que todavía me tienes que llevar detenida».

Preguntado por estos hechos, por la denuncia contra su esposa, García Montero dijo lo siguiente: «Eso no lo sé. A ella no le han comentado nada». Así las cosas, el edil popular redujo lo ocurrido a la infracción por la ausencia del casco. «Efectivamente, ella iba sin casco, nos ha parado la Policía y hemos abonado la multa sobre la marcha», indicó el concejal en una breve conversación que mantuvo con este diario ayer por la noche.

Tampoco admitió García Montero haber recordado a los agentes que le sancionaron que era edil del Ayuntamiento de la capital «y que se había producido una persecución contra su persona por el hecho de ser concejal del PP», según refleja el acta elaborado por los agentes.

En un tono ya más enojado, pero siempre respetuoso, García Montero negó esas aseveraciones. «Nada, nada, nada... Me quedo perplejo de que hayan ido a la prensa. Si a cada ciudadano que le pongan una multa por no llevar el casco puesto, se va a IDEAL. Perdona que te diga, pero me quedo 'acojonao'. Si el nivel de IDEAL es llamar a un ciudadano al que le han puesto una multa por no llevar casco su mujer, es acojonante. Buenas noches, un abrazo muy fuerte», se despidió García Montero después de que este periódico le solicitase su versión de lo ocurrido.

Por su parte, los funcionarios escribieron que, «ante la imposibilidad de identificar a la señora y teniendo plenamente identificado a su marido», desistieron de pedirle el DNI a ella «para evitar una actuación que podría derivar» en su «detención, dada la actitud de la misma».