Ideal

Hoy se sabrá si las acusaciones mantienen los cargos contra el padre Román

Hoy se sabrá si las acusaciones mantienen los cargos contra el padre Román
  • 'caso romanones'

  • El mediático juicio quedará visto para sentencia después de nueve intensas sesiones

El padre Román M.V.C., el cura de 63 años de Granada acusado de abusar sexualmente de un joven siendo menor de edad, quedará hoy visto para sentencia después de que las acusaciones comuniquen al tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia si mantienen los cargos contra él, los modifican o los retiran.

En sus conclusiones provisionales, el fiscal del caso, Francisco Hernández, solicitaba 9 años de prisión para el religioso, que era párroco en la Iglesia San Juan María de Vianney antes de ser suspendido de sus funciones a raíz de la denuncia que dio origen al proceso. Le atribuía un delito continuado de abuso sexual con acceso carnal.

Las otras dos acusaciones (popular y particular) las ejercen la asociación Pordeni y la supeusta víctima, respectivamente. La primera reclama una pena de 15 años de prisión. La segunda solicita 26 años de cárcel, al considerar al procesado autor de tres delitos de abuso sexual con acceso carnal. En cuanto a la indemnización, el fiscal y la acusación particular piden 50.000 euros, mientras que Prodeni eleva la suma a 75.000.

Con la de hoy habrán sido nueve intensas sesiones de un mediático juicio en el que el acusado ha negado categóricamente las tres supuestas penetraciones que le atribuyó la supuesta víctima, 'Daniel' (nombre ficticio), quien a su vez ratificó sus acusaciones.

En su declaración, el pasado 8 de marzo, el joven se derrumbó al ser interrogado por el fiscal y advertido de ciertas contradicciones en su testimonio. Además, el denunciante, que narró su caso al Papa Francisco en una carta, llegó a insultar a otros religiosos del círculo de Román que acudieron como público a la sala. En su denuncia, 'Daniel' situaba los supuestos abusos entre 2004 y 2007, cuando tenía entre 14 y 17 años.

La ponente de la sentencia será la magistrada Aurora Fernández, que a lo largo de la vista ha intervenido en diversas ocasiones para hacer preguntas sobre aspectos concretos a los testigos y peritos. Antes de que se levante la sesión el padre Román podrá pronunciar la última palabra.