Ideal

El presunto homicida de su sobrino en Cartuja se entrega en la Policía

El presunto homicida, izquierda, al entregarse, ayer antes de las cinco de la tarde.
El presunto homicida, izquierda, al entregarse, ayer antes de las cinco de la tarde.
  • El Juzgado lo envía a prisión por un delito de homicidio y otro de tenencia ilícita de armas

El presunto homicida de su sobrino en Cartuja el pasado 22 de febrero ha pasado a disposición judicial este martes.

El Juzgado de Instrucción 8 ha ordenado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, pues le atribuye de forma provisional un delito de homicidio y otro de tenencia ilícita de armas, han indicado las fuentes judiciales.

Luis C. E. se entregó ayer ante la Policía Nacional en las dependencias de la Jefatura Superior, en la calle la Palmita. En la puerta de acceso a la Jefatura, dos agentes de la brigada judicial lo estaban esperando para conducirlo hasta los calabozos, donde anoche durmió por primera vez.

El presunto homicida tiene 52 años y es tío de la víctima. La misma noche del crimen, a través de sus abogados, llamó para entregarse aunque finalmente se presentó en dependencias policiales ayer. Durante estos 26 días ha permanecido escondido en Granada, según manifestó a este periódico mediante una conversación telefónica minutos antes entregarse y que hoy recoge la edición impresa de IDEAL.

Con la detención de este individuo, el Grupo de Homicidios da por cerrado este caso en el que murió un joven de 27 años. La misma noche de autos la propia Policía Nacional se vio obligada a detener a doce personas acusadas de robo con fuerza en las cosas después de que irrumpieran en distintas viviendas de la barriada de La Paz que estaban bajo el control del ahora detenido. No tenían nada que ver ni con el arrestado ni con la familia de la víctima, más bien intentaron apoderarse de viviendas que antes estaban controladas por el presunto homicida. En los días posteriores al crimen, ardieron o fueron destrozados casi una decena de vehículos estacionados en la calle Soto de Rojas de Cartuja o en las inmediaciones, uno de ellos era propiedad de la hija del presunto homicida.

Vecinos de la zona Norte protagonizaron una manifestación desde la calle Soto de Rojas hasta la sede de la Subdelegación del Gobierno de Granada para exigir justicia por este crimen. Esta protesta fue tres días antes del otro homicidio que acabó con la vida de un joven de 21 años en la barriada de La Paz el pasado 9 de marzo.

El Grupo de Homicidios sigue trabajando en este otro crimen que ya tiene al principal sospechoso, un vecino de la zona Norte de 44 años, en prisión preventiva. Mientras tanto, el hermano de la única víctima de este homicidio sigue ingresado en el Hospital del PTS recuperándose de las heridas de bala que sufrió durante el tiroteo registrado la mañana del 9 de marzo.