Ideal

Granada se llena de perros abandonados o perdidos tras expirar la contrata municipal de recogida

Granada se llena de perros abandonados o perdidos tras expirar la contrata municipal

  • El Ayuntamiento ha asumido el servicio de retirada de la vía pública mientras culmina el proceso de adjudicación a la nueva empresa

La mala 'costumbre' de abandonar perros genera problemas. Problemas en primer lugar para los propios canes, expuestos a la acción de desaprensivos y demás peligros. Problemas para los ciudadanos, que carecen de garantías de desparasitación. Y también problemas de seguridad por la posibilidad de que una mascota despistada pueda ocasionar un accidente de tráfico de graves consecuencias, por ejemplo. De ahí que los ayuntamientos dispongan de un servicio de retirada de animales perdidos de la vía pública. Y aquí viene otro problema. Al menos en el caso de Granada. La contrata con la empresa especializada que se encargaba de ello, Athisa, expiró hace un mes y, mientras se resuelve el proceso administrativo para seleccionar otra -el tema apareció en el Boletín Oficial del Estado del pasado 9 de marzo-, es el propio consistorio granadino quien ha asumido esta prestación tirando de sus propios recursos, como hacía antaño.

Y aquí es donde han comenzado las protestas y las denuncias. Ciudadanos particulares, profesionales y también algunos colectivos han advertido de un incremento de perros sin dueño que responda por ellos -en muchos casos sin microchip-. Tanto es así que se ha abierto una petición en la plataforma de firmas Change.org que en menos de dos días ha sumado 741 rúbricas -esta era la cifra que aparecía reflejada en la petición ayer a las 18:30 horas-. También fue uno de los asuntos abordados el miércoles en una reunión que mantuvo el concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández, con entidades animalistas.

Los promotores de esta petición aseguran, citando a la Policía Local, que se registra un promedio de cuatro llamadas diarias advirtiendo de casos de canes desamparados, muchos de los cuales, según comentan, terminarán «heridos y sin poder ayudarles».

Fuentes del Ayuntamiento de Granada han comentado que tanto los técnicos de Medio Ambiente como los agentes de la Policía Local están atendiendo estas comunicaciones y, tras estudiar la información, se activa el dispositivo siempre que se considere preciso. De hecho, en los últimos días se ha procedido a varias retiradas en el distrito Ronda. También agregan que el proceso para elegir a la nueva adjudicataria ya está en marcha y progresa según los plazos que marca la ley.

Anuncio en el BOE

El anunció del Ayuntamiento de Granada se incluyó en el BOE del pasado día 9. En la descripción se puede leer «servicio de recogida y transporte de los animales perdidos, abandonados, agresores y/o vagabundos». El presupuesto de licitación se aproxima a los 490.000 euros para un periodo de setenta y dos meses (seis años). Respecto a los requisitos específicos del contratista, se pide «solvencia económica y financiera y también técnica y profesional». La apertura de ofertas se llevará a cabo en la Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Granada.

Hasta ahora la concesionaria era Athisa, que opera en toda la comunidad autónoma de Andalucía. Muchos de los perros que recogen terminan en adopción gracias a un centro de acogida que tiene esta compañía en Huelva. Más allá del dinero que destinan las administraciones para sufragar los costes, los ciudadanos y posibles adoptantes no tienen que realizar ningún desembolso. Para todo ello emplean vehículos adaptados y que cumplen la normativa de higienización y seguridad. Utilizan jaulas de dimensiones adecuadas para evitar el estrés de las 'presas', además de facilitarles agua y comida durante los trayectos. Los lazos son anatómicos y evitan daños. También se hace una ficha individual en la que figuran datos como especie, fisonomía, tamaño, pelo y estado sanitario y si presenta signos de enfermedad.