Ideal

Dos granadinos, involucrados en una red de pornografía infantil

  • Entre los investigados en esta operación nacional, en un total de 17 provincias, hay cinco menores, uno de ellos de 14 años

La Policía Nacional ha detenido a 22 personas (una de ellas en Granada) e investigado a otros 10 (otra persona en Granada) por distribuir pornografía infantil a través de Twitter, en un caso también por abusar sexualmente de sus hijos, en otro por abusar de la hermana menor de su exnovia, además de otros dos por acosar sexualmente a menores en Internet.

Así lo han explicado este jueves en rueda de prensa Luis García, inspector jefe de Investigación Tecnológica; Pedro Pacheco, comisario jefe de la Brigada de Seguridad Informática de la Unidad de Investigación Tecnológica; Israel Díaz, inspector de dicha Brigada; Santiago Calderón, jefe de delitos tecnológicos de la Policía Nacional de Alicante; y Carlos Morán, inspector jefe del Grupo I de Delitos Tecnológicos de Barcelona.

El perfil de los detenidos e investigados es de una persona joven, con una media de 28 años. Cinco de los investigados por tenencia y distribución de pornografía infantil son menores de edad y entre ellos uno tiene menos de 14 años y, por tanto, es inimputable. Además, uno de ellos tiene 16 años y otros dos, 17. De hecho, los agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica están detectando que hay "un contacto cada vez mayor entre personas de edad precoz y la pornografía".

Los responsables policiales han destacado también que en este caso no se trata de una organización criminal, sino que son personas cuyo nexo de unión era compartir pornografía infantil por Twitter, generalmente por mensajes privados, pero que no se conocían personalmente. "No necesitan saber más, sino satisfacer necesidad de buscar nuevos estímulos de vídeos y fotografías", han apuntado.

Las investigaciones policiales se iniciaron por un aviso de Twitter España, gracias a la denuncia de un tuitero y de los cauces de cooperación con la Policía Nacional. Entonces, los agentes detectaron la existencia de varias personas intercambiando imágenes y vídeos desde España a través de Internet.

Las primeras labores desarrolladas por los investigadores consistieron en la geolocalización de los distintos sospechosos. Estas indagaciones condujeron hasta 17 provincias españolas, donde fueron identificados los responsables de los perfiles de la red social, desde los que se habían compartido los archivos de contenido pornográfico infantil.

En los registros practicados en los domicilios de los investigados, los agentes han hallado miles de vídeos y fotos relativas a víctimas de abusos sexuales. La mayoría son imágenes de menores de fuera de España, salvo los casos de Barcelona y Alicante. Las imágenes más desagradables son bebés protagonizando escenas masoquistas, distribuidas por un ciudadano inglés de edad madura.

Orgía con menores

Por otro lado, en la provincia de Barcelona la Policía detuvo a un hombre por los abusos sexuales que presuntamente cometió sobre sus hijos de 8 y 13 años, uno de ellos con trastorno mental. Este supuesto abusador había estado en prisión ocho meses y llevaba cometiendo estos delitos desde hacía unos meses.

Sobre este sujeto, los agentes acreditaron su intención de introducir a los dos menores en prácticas sexuales grupales con varias de sus parejas sexuales.

De hecho, durante la investigación también fueron arrestadas cuatro mujeres, con las que este hombre practicaba orgías, porque les había remitido fotografías abusando de sus propios hijos y prometiéndoles que también les introdujeran en orgías con ellas. A las cuatro se las detuvo por delitos de corrupción de menores y por omisión del deber de impedir delitos.

La historia de los hermanos gemelos

Entre los arrestados hay dos hermanos gemelos de Alicante que realizaban prácticas pedófilas análogas, pero sin que ambas supieran lo que hacía el otro. En ambos casos, los agentes hallaron pruebas de la comisión de acoso sexual a menores (grooming) a través del móvil.

Su 'modus operandi' consistía en engañar a las víctimas haciéndose pasar por chicas adolescentes y obteniendo fotos desnudas de éstas, con las que después les chantajeaban. Además, uno de los gemelos llegó incluso a abusar sexualmente (en una ocasión cuando era menor de edad) de dos niñas, una de ellas hermana de su expareja, cuando ésta tenía doce años. Se da la circunstancia que esta pareja fue luego novia de su hermano.

Un reincidente en Madrid

Uno de los detenidos en Madrid era reincidente y conocido por la Unidad Central de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, que llegó a ingresar en prisión por hechos similares el año pasado. Había sido detenido por hechos similares en cuatro ocasiones, por lo que agentes sospechaban de él. Pero en un primer registro no se le practicó ni se le intervino ningún indicio delictivo, lo que indicó a los agentes que podía haber perfeccionado su 'modus operandi'.

Dado que el sospechoso no tenía al parecer ningún ordenador con acceso a Internet, los agentes le investigaron más estrechamente hasta realizar una nueva entrada y registro en una casa, en la que encontraron oculto un móvil silenciado y disimulado en la repisa de una pequeña abertura de ventilación situada encima de la ducha y cuya existencia había pasado desapercibido incluso para su familia.

En un examen superficial, ya aparecieron multitud de imágenes pornográficas de menores e indicios de traficarlas a través de aplicaciones de mensajería instantánea, han explicados los expertos.

De las 22 detenciones, cuatro se produjeron en Madrid, cuatro en Alicante, dos en Huelva, dos en Barcelona, dos en Murcia, dos en Badajoz y una en Pontevedra (concretamente en Vigo, un personas con antecedentes de abuso sexual), Guadalajara, Granada, Valencia, Albacete y Ciudad Real. De los 10 investigados, dos viven en Zaragoza, dos en Sevilla y uno en Madrid, Barcelona, Vizcaya, Navarra, Granada y León, respectivamente.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo I de Protección al Menor de Unidad de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, conjuntamente con las Brigadas de Policía Judicial de Barcelona, Alicante, Madrid, Badajoz, Granada, Guadalajara, Huelva, Málaga, Murcia, Navarra, Sevilla, Valencia, Vizcaya, Zaragoza y las comisarías de Vigo y Ponferrada.