Ideal

El importe de las becas de FP en Granada cayó un 43% desde 2011

El importe de las becas de FP en Granada cayó un 43% desde 2011
  • Cada estudiante granadino becado recibe de media menos de 500 euros de la administración andaluza, cuando en 2011 eran 850

Una de las razones que podría explicar los problemas con las becas que en los últimos años se vienen repitiendo en Granada y otros puntos de la geografía andaluza es de índole presupuestaria. De acuerdo con los datos que publica el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el gasto de la administración autonómica en becas se reduce cada año sin interrupciones desde 2012. Al menos, hasta el curso de 2015, último del que hay datos disponibles.

Hasta 2009, la Junta de Andalucía se hacía cargo de un número poco importante de becas, y el grueso del desembolso correspondía —todavía lo hace— al Ministerio de Educación. Desde 2009, sin embargo, son más de mil los becarios de ciclos de Formación Profesional de los que se hacen cargo las instituciones andaluzas. Tras un período inicial de ajuste y adecuación presupuestaria, la tendencia clara del gasto per cápita en estas ayudas a estudiantes de FP se ha venido reduciendo.

Fue en el curso 2010-2011 cuando el gasto medio por becario alcanzó su punto álgido. Cada estudiante becado aquel curso recibió 853,46 euros de media. Desde entonces, esta cuantía se ha reducido un 43%, hasta quedar en los 486,16 euros de promedio de ayuda por cada estudiante en el curso 2014-2016, siempre según los datos que ofrece el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

No es sólo la administración andaluza la que muestra un gasto medio en becas de Formación Profesional descendiente en los últimos años, a pesar de que en cada presentación de Presupuestos Generales del Estado se anuncia a bombo y platillo que se gasta en becas más que nunca. El gasto medio en becas del Estado español se ha estabilizado en los últimos años, llegando a repuntar en los dos últimos cursos. Sin embargo, el relativo a las becas de FP no deja de reducirse, tanto a nivel autonómico como nacional. Hay cada vez más solicitantes de este tipo de becas, y cada vez caben a menos.