Ideal

La gran taberna, el secreto está en una cocina tradicional con vinos de la tierra

La gran taberna, el secreto está en una cocina tradicional con vinos de la tierra
  • En pleno corazón de Granada se encuentra La gran taberna, un establecimiento con solera que hace gala de ofrecer unos ricos platos de la cocina tradicional granadina con los mejores vinos

Desde hace 22 años en la esquina de Plaza Nueva se ubica La gran taberna. Este establecimiento lo dirigen Jerónimo García y Pepe Lastra, hacen gala de contar con una cocina elaborada con productos de la tierra regados con los mejores tintos y blancos.

-¿Cuándo se fundó La gran taberna?

-La taberna abrió sus puertas el 4 de enero del 1995, ese día dimos de comer y de beber a todos los clientes que tuvieron el gusto de acercarse por el local y no fueron pocos. Ya hace 22 años. 

-¿Quiénes fueron los fundadores?

-Los fundadores fueron en principio Pepe Lastra y Juan Antonio por todos conocido como ‘El Titas’. Y como trabajadores Jerónimo (Nono) y Antonio. A día de hoy, nos ha dejado como socio Juan Antonio pasando al frente de la taberna Nono y Pepe Lastra. 

-Están en una ubicación muy céntrica, en el corazón de la ciudad, ¿qué tipo de clientes les visitan?

-Nuestros clientes son de todo tipo, tanto de Granada, nacionales y por nuestra ubicación también turistas extranjeros. Todos cuentan y nos sentimos afortunados de que sea así. 

-¿Cuáles son los platos estrella?

-Nuestra cocina sin querer tener grandes pretensiones es una cocina sencilla con productos de la tierra y nuestros platos así lo dicen como lomo de orza, habas con jamón y rabo de toro sin olvidarnos de nuestros embutidos, tanto ibéricos como blancos.

-¿Van cambiando la carta o mantienen sus platos tradicionales?

-La carta casi se mantiene desde el principio tan solo se han cambiado algunos platos. 

-Diríamos que la base de su cocina son los productos de esta tierra. También apuestan por buenos vinos

-Hacemos mucho hincapié en nuestros vinos granadinos, tenemos unos cuantos tanto tintos como blancos para satisfacer todos los gustos.