Ideal

La Chana busca eliminar la tensión con los rumanos

El presidente de la JMD de La Chana, Miguel Fernández Madrid, responde a Rufo Ocaña.
El presidente de la JMD de La Chana, Miguel Fernández Madrid, responde a Rufo Ocaña. / J. F. BARRERA
  • Los servicios sociales y la Policía estudiarán el caso para ofrecer una solución integral

Hay problemas que nunca terminan de desaparecer. En este caso, La Chana abordaba en la junta municipal de distrito (JMD) que se celebraba este martes las tensiones que surgen en el barrio con la comunidad de origen rumano. No es una cuestión nueva en el barrio, y ahora parece que las conclusiones adoptadas por la junta de seguridad del distrito, que fueron explicadas en el transcuros de la JMD, apuntan al buen camino.

Hay que remontarse al mes de julio de 2009, hace ya más de siete años, cuando el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada, entonces en la oposición, decidió solicitar explicaciones al entonces alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), en el pleno sobre los problemas de convivencia registrados durante los últimos meses entre vecinos españoles y rumanos del barrio La Chana. También tenía previsto exigir mayor intervención de los servicios sociales en la zona.

La concejala del PSOE, Ana Muñoz, destacaba que habían pasado más de cinco meses desde que «estallara el conflicto entre vecinos y familias rumanas sin que desde los servicios sociales se hayan aportado soluciones». Detallaba que su iniciativa al pleno surgía ante la falta de información facilitada por el equipo de gobierno respecto a este asunto, el cual -decía- se ha dejado en manos del Defensor del Ciudadano, quien «puede hacer todos los estudios necesarios pero no tiene capacidad de actuación».

Intervención de los servicios sociales

La edil consideraba que era necesaria una intervención más activa por parte de los servicios sociales ya que, «según nos contaban los vecinos, la situación se hace insostenible y puede acabar en una verdadera batalla campal». «Las viviendas donde se realojaron a los rumanos se han convertido en verdaderos pisos patera donde puede llegar a estar metidas más de 30 personas, que incluso duermen en los balcones y en los portales», aseguraba.

La cuestión, entonces, fue perdiendo volumen de crispación y se apaciguó. Pero no hubo intervención integral, según se ha visto ahora, y ha vuelto a repuntar. En efecto, en la primera cita del año, la JMD sirvió para informar de la junta de seguridad que se celebró esa misma tarde con antelación y en la que se trató el tema de los enfrentamientos y tensiones que surgen en el barrio de La Chana con la comunidad de vecinos de origen rumano.

Y para muestra un botón, un vecino tomó entonces la palabra para denunciar que «esta gente persigue a los niños desde que salen de casa hasta quitarles las bicis, incluso, delante de los abuelos». Añadió que «llamamos al 092 y nos dijeron que nos dirigiéramos a la asociación de vecinos». El subcomisario Plata respondió tajante que «la respuesta no es correcta. Necesito día y hora para llamar al orden a la persona que la dio».

Una solución integral

Fue Fernando Egea, concejal del Partido Popular y anterior presidente de la JMD, quien solicitó al actual, el concejal de Urbanismo Miguel Ángel Fernández Madrid, que informara a los reunidos de las denuncias presentadas, el contexto social y las soluciones adoptadas.El socialista Fernández Madrid recogió el testigo y explicó que «en primer lugar, la Policía Nacional nos ha confirmado que ha desarticulado a un grupo de delincuentes que operaban en el barrio y que ya están en prisión». A continuación, desgranó «el problema de convivencia que se vive con la comunidad rumana».

«La idea -abundó-, es que intentemos reforzar al máximo la coordinación entre la Policía Nacional y la Policía Local y, en consecuencia, que cualquier acción de estos Cuerpos se comunique a esta junta de distrito, a las asociación de vecinos de La Chana y a la propia asociación de comerciantes del barrio». Se da la circunstancia que la petición de esta reunión surgió de esta última asociación. Fernández Madrid aclaró que tampoco es una cuestión generalizada, sino que «el problema se limita a alguna plaza del barrio y a temas puntuales en algunas comunidades de propietarios». A su juicio, «lo importante es que cuando ocurran los hechos, se comuniquen a las autoridades».

La solución que ha aprobado la junta de seguridad de La Chana es crear una comisión que integre a representantes de la Policía Local, de la Nacional, de la JMD y los Servicios Sociales municipales. Se trata de «entre todos abordar el tema de forma integral. Y, con todas las acciones que se emprendan, rendir cuentas periódicas en esta JMD». En suma, aplicar lo que el PSOE ya solicitara en pleno en julio de 2009.