Ideal

Una cabalgata que cumple 105 años

Uno de los primeros cortejos de la cabalgata granadina
Uno de los primeros cortejos de la cabalgata granadina / T. M.
  • Desde aquel primer desfile, organizado por el Centro Artístico en 1912, no ha interrumpido su salida ni un solo año

Esta tarde, los Reyes Magos volverán a recorrer las calles de Granada como vienen haciendo desde hace 105 años. El Centro Artístico organizó aquella primera cabalgata en 1912. Fue un desfile modesto y sencillo en el que había bastante más voluntad que medios. Se contaba una anécdota que daba una idea de las pobres posibilidades de esta Sociedad, que se había constituido en 1908, y del esfuerzo que supuso la organización de aquella cabalgata. Decía esa historia que los pocos miembros con los que contaba en sus inicios pintaban siluetas de personajes sentados en las paredes del salón de su sede en la Carrera del Darro para simular mayor concurrencia. Pero aquellos hombres y mujeres tuvieron un sueño y lo hicieron realidad. A las diez de la noche del día 5 de enero de 1912, varios disparos de cohetes anunciaron la salida de aquella primera cabalgata que desfiló por el Campillo, Embovedado, Puerta Real, plaza de la Trinidad, calle Duquesa y San Juan de Dios hasta el Hospital Real donde les esperaban los niños acogidos en el hospicio. «¡Bien por el Centro Artístico!» titulaba un editorial de El Defensor de Granada del día 7 de enero de aquel año que refleja la excelente acogida de la iniciativa por la sociedad granadina.

El día de Reyes, fue el local de Campillo Alto el que se llenó de niños que querían ver a los reyes y recoger sus juguetes.

En 1968, este periódico publicó una entrevista con Antonio Muñoz Molina, uno de los socios del Centro Artístico que durante muchos años se encargó de organizar la cabalgata. Organizar, porque «la cabalgata la hace Granada», contaba don Antonio que en aquel 1968 celebraba sus bodas de plata como 'maestro de ceremonias'. El comercio y la industria granadinos se volcaban con el centro donando valiosos objetos para su subasta con la que se conseguía el dinero para comprar juguetes y con el que se pagaban los gastos del desfile. Los organismos oficiales e instituciones rivalizaban colaborando de cualquier manera: el Gobierno militar prestaba caballos, soldados, bandas de música del Regimiento de Córdoba y trompetas de Artillería. Capitanía facilitaba camiones, conductores, bandas de Infantería y baterías eléctricas para la iluminación. La Diputación dejaba el Hospital Real de dónde salía la cabalgata hasta que en los años sesenta, comenzó a salir del colegio de los Salesianos. El Ave María ofrecía una banda que interpretaba música oriental con chirimías y vestidos de época. Los chiquillos de los Hermanos Obreros de María se vestían de portadores de bengalas y las niñas del Auxilio Social marchaban vestidas de pastoras montadas en carros. Al principio también hubo Reinas. Comenzaron a salir en los años cuarenta y desfilaban en carrozas mientras que los Reyes lo hacían en caballos. En el año 1948 se hicieron en cartón piedra unas cabezas de camello que se montaron sobre las carrozas de las Reinas y llamaron mucho la atención. Otro año salieron los Reyes sobre camellos que cedieron de una campaña publicitaria de una crema para el calzado que había llegado a Granada. En 1952 cada Rey salió de un lugar diferente: Plaza de Toros, Garaje Versalles (en Solarillo de Gracia) y Fábrica de Gas. Y todos se reunieron ante un Belén instalado en el Embovedado y luego, todos juntos, desfilaron por Reyes Católicos y Gran Vía hasta el Hospital Real.