Ideal
Nube de contaminación sobre Granada.
Nube de contaminación sobre Granada. / RAMÓN L. PÉREZ

El Ayuntamiento de Granada rechaza restricciones en el tráfico para luchar contra la contaminación

  • Granada combatirá la polución con mejoras en el transporte y el cambio de las calderas de las comunidades de vecinos

La alerta por la contaminación en la ciudad de Granada la ha activado el Defensor del Ciudadano. Esta misma semana ha informado de que ha iniciado una actuación de oficio ante catorce municipios españoles, entre los que se encuentra la ciudad de la Alhambra, para conocer las medidas que contemplan sus ayuntamientos para atajar la contaminación atmosférica urbana.

Esta acción del Defensor del Ciudadano ha llevado a Madrid a las portadas de todos los informativos con su medida de prohibir por primera vez el tráfico de vehículos de uso privado, solución que ya aplican otras ciudades europeas.

Aunque Granada figura entre las ciudades englobadas en la acción del Defensor del Ciudadano, el alcalde, el socialista Paco Cuenca, descartó «totalmente» este tipo de medidas. En efecto, las drásticas directrices que se ha visto obligado a tomar el Ayuntamiento de Madrid para combatir la contaminación en la capital de España «no están encima de la mesa», confirmó ayer el alcalde de Granada.

La línea de trabajo de la concejalía que dirige Miguel Ángel Fernández Madrid, añadió, «busca reducir los niveles de polución con una reordenación de la movilidad metropolitana, basada en 'estirar' las líneas de transporte público para que se deje el coche en casa». El alcalde citó a su concejal de Medio Ambiente para explicar que «la medida madrileña de prohibir el transporte privado según las matrículas de los vehículos (pares e impares en días alternos) no es la mejor posible puesto que perjudica a las familias con menos recursos económicos».

Un segundo eje para atajar la contaminación en Granada será «un plan de concienciación que permita el cambio de las calderas en las comunidades de vecinos, ya que generan la otra parte de la contaminación», explicó Cuenca.

El Defensor del Pueblo se interesa por los planes de acción a corto plazo para luchar contra este tipo de contaminación, con efectos sobre el medio ambiente y la salud humana, la evaluación de su puesta en marcha y la información proporcionada a la población.

«No es preocupante»

Granada es una de las ciudades españolas a las que la oficina de la Defensora del Pueblo ha pedido información sobre la contaminación y cómo atajarla. En concreto, la institución ha pedido información a los consistorios de A Coruña, Avilés, Barcelona, Bilbao, Ciudad Real, Granada, León, Madrid, Murcia, Santander, Sevilla, Toledo, Valencia y Zaragoza.

Por eso, añadió Paco Cuenca, «el Ayuntamiento remitirá el diagnóstico de la calidad del aire ya elaborado por el anterior equipo de gobierno y los planes en los que estamos trabajando». Pese a la actuación del Defensor del Ciudadano, «la situación estos días no es preocupante. No sobrepasamos los límites», consideró ayer el concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate