Ideal

Genes granadinos para crear una gran base de datos de medicina a la carta

Genes granadinos para crear una gran base de datos de medicina a la carta
  • Los test genéticos de 1.050 pacientes serán la clave para optimizar la prescripción de fármacos y evitar reacciones adversas a los medicamentos

Saber qué medicamento puede asimilar mejor un paciente antes de recetarlo y evitar reacciones o problemas posteriores es posible gracias a la llamada medicina personalizada, científicamente conocida como Farmacogenética; un área que en Granada está de enhorabuena.

Este jueves, en el Hospital del Campus se reúnen los investigadores europeos más destacados en Farmacogenética para abordar su presente y su futuro y, entre ellos, está el equipo de la Unidad de Gestión Clínica de Farmacia del complejo hospitalario, uno de los grupos elegidos para participar en el proyectos de investigación más importantes de ‘medicina a la carta’ –el proyecto U-PGX (Ubiquitous Pharmacogenomics)– que ha sido financiado por la Unión Europea con una subvención de 15 millones de euros.

Gracias a este plan de investigación, Granada será el epicentro para reclutar, a partir de enero, a 1.050 pacientes. Su análisis genético servirá de muestra para tener un test preventivo y establecer qué medicación, según su ADN, es el más oportuno. Además de reclutar a los usuarios –tarea en la que participará de manera destacada en servicio de Cardiología–, en Granada también se realizará el procesamiento de las muestras y el genotipado, concretamente, el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (Genyo).

Cristina Dávila, farmacéutica clínica y una de las responsables del proyecto, explica en el proceso de investigación también se analizan los medicamentos para saber exactamente las reacciones y consecuencias que pueden tener cada uno de los usuarios dependiendo de un test genético particular.

Según la especialista la importancia de conocer todos estos datos y cruzarlos es la optimización del tratamiento médico que se puede realizar con los pacientes. En este sentido, se pueden evitar prescripciones fallidas e ir directamente al foco del problema, acortar plazos y mejorar, en definitiva, los procesos para abordar enfermedades cardiovasculares, neurológicas o de cualquier tipo.

Una muestra de saliva

La selección de los pacientes se realizará en la consulta del especialista al que acudan. Dávila señala que si los enfermos tienen los criterios de inclusión determinados pueden participar en el proyecto con una simple muestra de saliva. «Esa muestra se genotipa y obtenemos la información necesaria», explica la farmacéutica.

Con este nuevo método, la información genética relacionada con la respuesta a distintos medicamentos se incluirá en la historia clínica del paciente, de manera que cuando el medicamento sea prescrito por el médico o dispensado por el farmacéutico de hospital, se pueda obtener la recomendación de la medicación personalizada para cada paciente. Este nuevo modelo de medicina personalizada, además de en Granada, se llevará a cabo en siete hospitales y destacados centros de atención sanitaria europeos de Países Bajos, Reino Unido, Italia, Austria, Grecia y Eslovenia.