Ideal

Nuevos testigos denuncian ante la Policía más expedientes urbanísticos

Policías nacionales en la sede de Urbanismo el pasado 13 de abril.
Policías nacionales en la sede de Urbanismo el pasado 13 de abril. / GONZÁLEZ MOLERO
  • caso nazarí

  • La 'Operación Nazarí' engorda con estas declaraciones efectuadas por funcionarios del Ayuntamiento

La Policía Nacional ha tomado declaración a nuevos testigos, al menos tres, que han denunciado otras presuntas irregularidades cometidas en la tramitación de expedientes urbanísticos en el Ayuntamiento de Granada en el mismo periodo en el que operó la cúpula de Urbanismo investigada en la 'Operación Nazarí', entre quienes se encuentra el exalcalde José torres Hurtado y la exedil del ramo Isabel Nieto.

Las declaraciones -la mayoría de los denunciantes son funcionarios municipales- han puesto sobre la mesa nuevas irregularidades vinculadas a los ochos casos urbanísticos investigados ya en esta causa, así como a otros expedientes gestionados desde este área. Los ocho casos investigados en la 'Operación Nazarí' son: urbanización de Casería san Jerónimo PP-N2, Palacio de Hielo en el Cerrillo de Maracena T1, Pabellón Mulhacén, edificio Progreso, edificio Obispo, 'parkings', caso Registrador y el del Campus del Salud.

Según las fuentes consultadas, los funcionarios denunciantes, al menos tres, han decidido sacudirse el miedo y poner en conocimiento de los investigadores nuevas y presuntas irregularidades que aún no habían emergido en el amplio sumario, cuyo secreto quedó levantado el pasado 7 de noviembre.

Estas testificales todavía no han llegado a sede judicial. Los denunciantes sólo han declarado ante los investigadores policiales quienes ahora deberán elaborar el correspondiente atestado y remitirlo al Juzgado de Instrucción número 2 de Granada, competente en esta causa que mantiene investigados en estos momentos a 18 personas.

Los ríos de tinta escritos sobre el contenido del sumario desde el levantamiento del secreto en esta causa han empujado a los nuevos denunciantes a contar todas esas presuntas irregularidades urbanísticas que básicamente tenían siempre el mismo patrón: tratar de dar cobertura legal a trámites que podrían adolecer de esa cobertura o estirar tanto una norma urbanística hasta perder su esencia o naturaleza. Y siempre con los mismos actores y actrices, es decir, con los políticos y funcionarios investigados en esta causa sobre una presunta trama encargada de beneficiar siempre a los mismos empresarios.

La UDEF habló en su atestado de una «verdadera organización criminal» en cuya cúspide se encontraba el exalcalde José Torres Hurtado, la exconcejala de Urbanismo Isabel Nieto y el exgerente de Urbanismo Manuel Lorente. Los empresarios presuntamente beneficiados serían José Julián Romero, Roberto García Arrabal y Enrique Legerén.

Evitar la macrocausa

El número de investigados, el volumen del sumario -más de 15.000 folios con los anexos-, más de 400 cuentas bancarias analizadas y todo el volumen de información ligado a los ordenadores, tablets y teléfonos móviles incautados dan una clara muestra del rumbo de estas diligencias, que nadie quiere convertir en una macrocausa repleta de temas urbanísticos donde resulta fácil perderse. Por ello, los nuevos testimonios servirán para corroborar o no que el 'modus operandi' de la presunta trama era el mismo en las nuevas y supuestas irregularidades denunciadas por los testigos que han prestado declaración en sede policial en este mes de noviembre.

Fuentes consultadas por este periódico no descartan que además de estos nuevos denunciantes puedan aparecer otros más.

La 'Operación Nazarí', investigada por la brigada de Delitos Económicos de Granada y la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal, está pendiente ahora de saber cuál es el contenido de los documentos incautados en los registros, así como la información incluida en los ordenadores y otros dispositivos electrónicos decomisados. Los movimientos del dinero de los investigados también podrían arrojar nueva información.

Por último, citar que la juez ha admitido la personación como acusación particular de la empresa Aremat Formación SL, del denunciante Ramón Arenas.