Ideal

Hallan a un maltratador escondido en el frigorífico de la casa de su expareja

  • El susodicho llevaba una pulsera telemática que informa en todo momento de si cumple la medida de seguridad impuesta o no respecto a la mujer maltratada

La Policía Local de Granada se personó el pasado domingo a las 3.50 horas en el domicilio de una mujer maltratada que tenía una orden de alejamiento de su expareja. Este llevaba una pulsera telemática que informa en todo momento de si cumple la medida de seguridad impuesta o no respecto a la mujer maltratada. Esa madrugada saltaron todas las alarmas.

Una pareja de agentes se dirigió al domicilio de la víctima alertada por el centro Cometa, cuya misión es controlar telemáticamente si el maltratador cumple o no con la medida impuesta. Lo hace a través de las pulseras que la víctima y el agresor portan. Cuando los agentes llegaron a la casa de la mujer, esta informó de que el hombre había huido por una ventana hacia la calle. Los policías locales buscaron por la calle, pero no había ni rastro del maltratador. Fue entonces cuando uno de los agentes contactó de nuevo con el centro Cometa para preguntarles si podían informar de la localización de la pulsera telemática del maltratador para saber en qué zona de la ciudad podía estar. Desde el centro Cometa informaron de que se encontraba dentro de la vivienda de la mujer maltratada.

La sorpresa llegó cuando uno de los policías se lo encontró escondido en el interior de uno de los frigoríficos que había en la vivienda. Quedó detenido.