Ideal

La Policía detecta una falsa denuncia de atraco de un hombre para que se le abonase su seguro

  • Aseguró que dos jóvenes le habían atracado amenazándolo con una navaja y sustraído su cartera con 200 euros, documentos y tarjetas bancarias

La Policía Nacional en Granada ha detectado una presunta simulación de atraco en la denuncia que interpuso un varón de 45 años, sin antecedentes policiales anteriores a estos hechos, en la que daba cuenta de haber sido asaltado en la vía pública, en el centro de la ciudad, por parte de dos individuos que le habían intimidado con una navaja y sustraído su cartera con 200 euros, documentos y tarjetas bancarias.

Posteriormente habría informado a su seguro de este hecho para que le resarciera del perjuicio económico sufrido, pero las investigaciones policiales determinaron que los hechos no habían sucedido de esa manera, sino que la cartera había sido sustraída del interior de un vehículo que quedó con la ventanilla bajada.

El hombre, en lugar de denunciar la sustracción al descuido de la cartera, manifestó haber sido asaltado por dos jóvenes cuando se encontraba en la vía pública en una calle del centro de la ciudad y que le habían amenazado con una navaja y sustraído su cartera con 200 euros, documentos y tarjetas de crédito. Además dijo que no les había podido ver las caras por llevarlas tapadas con cascos y que habían huido del lugar en un ciclomotor.

Según ha informado la Policía en un comunicado, iniciadas las investigaciones y tras realizar ciertas comprobaciones, determinó que al denunciante le había sido sustraída la cartera tras dejársela en el interior de un vehículo con la ventanilla bajada.

Verificados ciertos extremos de la investigación, y comprobados presuntos indicios de falsedad en los hechos motivadores de la denuncia presentada, los agentes informaron al denunciante de las averiguaciones realizadas, así como de su presunta autoría en los delitos investigados, de los que se dio cuenta a la autoridad judicial.

La Policía ha destacado que estas conductas suponen una distracción de las funciones de prevención y persecución del delito que tiene encomendada la Policía Nacional, además de un perjuicio para la sociedad y va en detrimento de las verdaderas víctimas de hechos delictivos.

Debido al incremento en los últimos años de estos ilícitos penales la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental ha establecido un protocolo para reclamar los gastos ocasionados por los simuladores de hechos delictivos, que de media están alcanzando de 200 a 1.000 euros y que, cuando la autoridad judicial lo estima ajustado a derecho, son reclamados a los autores de estos hechos.