Ideal

La Junta no dará nuevos pasos en la fusión hospitalaria hasta lograr el consenso

Aquilino Alonso, en la reunión del Consejo Asesor del Servicio Andaluz de Salud
Aquilino Alonso, en la reunión del Consejo Asesor del Servicio Andaluz de Salud / ALFREDO AGUILAR
  • El consejero de Salud, Aquilino Alonso, evitó referirse a si se mantiene el traslado del Materno y no descartó dimisiones o ceses cuando se realice una “escucha activa”

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha asistido en Granada a la segunda reunión del Consejo Asesor creado por el SAS para estudiar medidas de mejora de la atención sanitaria en la ciudad, tras la manifestación que el pasado domingo sacó a la calle a 40.000 personas que reclamaron dos hospitales completos. En una intervención protagonizada por las palabras “diálogo” y “escucha”, ha asegurado que la Junta de Andalucía no dará nuevos pasos en el proceso de fusión sanitaria hasta que no se logre el consenso con la ciudadanía y los profesionales.

Sobre lo que no ha querido pronunciarse abiertamente es sobre si, tras las críticas de los profesionales, se mantienen los planes de traslado de los servicios materno-infantiles al antiguo edificio de Traumatología, aunque ha insistido en que “no avanzaremos mientras no tengamos el consenso”. Por lo que, de momento, el calendario previsto para la fusión del Materno se quedaría sobre la mesa.

“Tenemos dos centros dotados con la última tecnología, tenemos a los profesionales y lo que tenemos que conseguir es buscar la organización que dé respuesta a la mejor asistencia sanitaria que se puede dar”, ha valorado, al tiempo que ha apuntado que junto al Consejo Asesor, “en el que están representadas todas las sensibilidades políticas”, habrá otros foros de participación con profesionales, sindicatos y ciudadanos “para hacerlo todo de forma dialogada”.

Alonso, quien ha reconocido que “hay cosas que seguro que se han hecho mal aunque no a sabiendas de que se hacían mal”, ha asegurado que Granada contará con “dos grandes hospitales organizados”. Eso sí, ha puesto el acento en que, antes de la reorganización sanitaria, en el Clínico y en el Virgen de las Nieves “no siempre hubo todas las especialidades en todos”. El objetivo, ha dicho, es que haya una atención “integral” y “equitativa” para toda la población.

Aunque no ha avanzado medidas concretas, sí ha informado de que hay sobre la mesa más de 40 y que se aplicarán las que se acuerden. “Lo irán viendo desde ya”, ha remarcado sobre avances en la atención en urgencias o en la cita a consulta. “Si hay una manifestación importante de gente hay cosas que corregir y cosas que contar bien para que la gente sepa lo que se está haciendo, la organización y las posibilidades que existen de revisar circuitos y decisiones que se han tomado”, ha apuntado.

Sobre el pronunciamiento del Parlamento andaluz, que ayer instó a la Junta a paralizar la fusión hospitalaria, ha subrayado que “la fusión está realizada”, por lo que el objetivo ahora es “tomar aquellas medidas que permitan dar respuesta a lo que plantea el Parlamento de mejora de la asistencia sanitaria”. “Evidentemente al Clínico no podríamos volver pero estamos dispuestos a cambiar cosas en función de lo que la gente diga”, ha abundado.

Por último, el consejero de Salud, que esta tarde se reunirá con el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, no ha descartado que, una vez finalizado ese proceso de “escucha activa”, se produzcan dimisiones o ceses. “Lo importante sigue siendo escuchar a los ciudadanos y a partir de ahí ver todo lo que ha llevado a esta situación de descontento”, ha añadido.