Ideal

IU pide al Ayuntamiento que destine lo que ha recibido de financiación extraordinaria a pagar lo que debe a sus trabajadores

  • Puentedura señala "que es el momento oportuno de restituir los derechos laborales que el PP y el anterior equipo de gobierno eliminó a los más de 2.300 empleados municipales"

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada ha pedido al equipo de gobierno municipal (PSOE) “que la financiación extraordinaria de 3´4 millones de euros que ha recibido el Ayuntamiento como consecuencia de la liquidación positiva en la participación de los tributos del Estado del año 2014, se destine a priorizar las deudas que el Ayuntamiento de Granada con los empleados municipales”.

De este modo Puentedura señala “que es el momento oportuno de restituir los derechos laborales que el PP y el anterior equipo de gobierno eliminó a los más de 2.300 empleados municipales” y por tanto se tienen numerosas deudas pendientes “como el 50% de la paga extra injustamente eliminada en 2012, pagos pendientes de la productividad eliminada en 2013, así como más de dos millones de euros que aún se adeudan de horas extras a Policía Local, Bomberos y Servicios Generales”. De este modo el edil de la formación de izquierdas rechaza la propuesta del concejal de Economía y Hacienda “para destinar 2´5 millones de euros a reducir deuda pendiente con Rober, y sólo 220.000 euros al pago de lo que aún se debe a los empleados públicos municipales, concretamente para pagar horas extras”.

Para Puentedura “el esfuerzo que se plantea con los empleados municipales es claramente insuficiente, por lo que pide que al menos el 50% de esta cantidad se destine a pagar lo que el Ayuntamiento debe a sus trabajadores”.

Además el edil de la formación de izquierdas propone “que el otro 50% de esta financiación extraordinaria, tenga como destino el cumplimiento de dos acuerdos de pleno, como el bonobús gratuito para parados y estudiantes menores de de 16 años, y la unificación de las líneas de Alhambra Bus, Herederos Gómez (que gestiona la SN1) con Rober, para que los alrededor de 80 trabajadores de estas dos empresas filiales “no sigan sufriendo inestabilidad y precariedad laboral, ni los vecinos del Albaicín, Centro y barrios como el Realejo no sigan sufriendo una peor calidad en el transporte público”. Puentedura recuerda que estas dos medidas son acuerdos que IU planteó en el Pleno Municipal y que fueron aprobados en 2015, “con el voto favorable del actual equipo de gobierno que tiene que comprometerse a ponerlas en marcha”.