Ideal

El PP denuncia que la fusión hospitalaria recibirá otro "envite" con el materno infantil

  • Opinan que la sanidad andaluza está "pasando por uno de sus peores momentos"

El PP andaluz ha denunciado este martes que el proceso de fusión hospitalaria en Granada recibirá en noviembre otro "envite" con la unión de dos hospitales maternos infantiles en otro centro que estará fuera del área hospitalaria de la ciudad y que además incumplirá un decreto del Gobierno autonómico.

La vicesecretaria de Acción Política y Municipal del PP-A, Ana Mestre, ha informado en rueda de prensa de que ese centro incumplirá el decreto porque los niños no estarán en habitaciones individuales y los pacientes de oncohematología tampoco podrán estar acompañados de sus padres porque no caben en las habitaciones.

Mestre ha señalado que el centro estará a setecientos metros de un hospital de referencia y ha tachado de "flagrante" la situación que se va a dar en Granada, a la vez que ha cuestionado si hay "una forma peor de gestionar un servicio como el sanitario".

La popular ha indicado que la sanidad andaluza se gestiona "con criterios políticos y economicistas" porque "hablemos de lo que hablemos están detrás los recortes de la señora Díaz".

Ha detallado que esta situación ha sido denunciada por los profesionales al gerente del SAS, del hospital y al propio consejero de Salud, Aquilino Alonso, además de llevarlo al Defensor del Pueblo Andaluz, quien ha admitido a trámite la denuncia, ha dicho.

Mestre ha señalado que esta denuncia no significa "que el PP sea alarmista" sino que es un partido "altavoz de los ciudadanos" y que en el Parlamento se encarga de "proponer constructivamente iniciativas" para mejorar la sanidad regional.

Ha opinado que la sanidad andaluza está "pasando por uno de sus peores momentos" porque está siendo gestionada "a base de arrogancia y prepotencia" por parte de Díaz.

Ha recordado que la movilización del domingo en Granada contra la fusión hospitalaria, "con en torno a 50.000 personas", hizo "ponerse las manos en la cabeza" al alcalde, Francisco Cuenca, y al consejero, por lo que "saltaron las alarmas".

"Nunca pensaron que los ciudadanos pudieran movilizarse de esa manera ante una fusión hospitalaria que está levantando ampollas", ha destacado Mestre, quien ha reclamado a Díaz que abra el diálogo con todos los agentes implicados para alcanzar un acuerdo.