Ideal

Pulianas desbloquea la parcela para Ikea, que sigue buscando ubicación

Terrenos ubicados en Santa Fe que podrían haber sido visitados por miembros de la empresa sueca.
Terrenos ubicados en Santa Fe que podrían haber sido visitados por miembros de la empresa sueca. / Ramón L. Pérez
  • el tema de la semana

  • Los propietarios de los terrenos llegan a un acuerdo que daría luz verde a la empresa para montar la tienda en la localidad, algo que la compañía aún no confirma

Cuando Ikea puso sus ojos en Granada lo hizo en Pulianas. El municipio granadino llevaba manteniendo un idilio con el gigante sueco desde 2006 para que se instalara en sus terrenos, historia que se truncó en octubre del año pasado cuando la firma achacó a «exigencias urbanísticas y económicas» su decisión de abandonar el proyecto en Pulianas. Hoy por hoy, esas exigencias urbanísticas y económicas que afectaban a los terrenos en los que se iba a implantar la tienda ya no existen, por lo que la empresa tendría vía libre para ubicarse en Pulianas.

Así lo confirmaba este miércoles el alcalde de la localidad, José Antonio Carranza, al asegurar que «tras lograr la unanimidad de los propietarios de los terrenos del Plan Parcial PP1-03 –cercanos a Kinépolis–, ya sólo queda esperar la viabilidad del proyecto por parte de Ikea».

Esa es la pieza fundamental y clave para toda esta historia. La empresa, por el momento lo único que confirma que es Ikea mantiene su intención de implantarse en Granada y que forma parte de su plan de Expansión. Algo que nunca lo ha negado. De hecho, cuando Pulianas quedó descartada hace menos de un año la empresa empezó a recibir propuestas de diferentes localidades granadinas que ofrecían suelos aptos para su instalación. De todos ellas, entre las que se encontraban Jun, Albolote o Alhendín, entre otras, hubo una que convenció un poco más a la firma sueca y fue la de Santa Fe.

Hace unos meses, en febrero, desde el Consistorio confirmaban que la empresa se había puesto en contacto con ellos para mostrarles su interés por el proyecto planteado y su intención de poder concertar un encuentro para estudiar a fondo la viabilidad del proyecto. El encuentro en sí no se produjo, contactos sí, y parece ser que trabajadores de la empresa –de la extensión de Portugal– sí que se acercaron a la zona para visitar parte de los terrenos de la localidad, concretamente, los que se encuentran lindando con la empresa Plásticos Andalucía como posible ubicación de la tienda. A pesar del interés mostrado, hasta el momento no se ha llegado a nada concluyente y cerrado y confirmado con la empresa no hay nada.

Terrenos clave libres

Fue este pasado lunes, día 11, cuando los propietarios de los terrenos pertenecientes al plan parcial (cercanos a Kinépolis) llegaron a un acuerdo definitivo, según relata el Ayuntamiento de Pulianas. El alcalde mostró este miércoles su satisfacción por este «acuerdo histórico» y explicó que gracias a las intensas gestiones realizadas con los propietarios de los terrenos en los últimos meses, se ha desbloqueado una situación que permanecía paralizada desde hace años.

«Actualmente no existe ningún obstáculo para que Ikea pueda instalarse en Pulianas», aseguró el primer edil, quien adelantó que desde el Consistorio se intensificarán las conversaciones con la firma sueca para que uno de los proyectos comerciales más importantes de la provincia se instale en el municipio en el menor tiempo posible.

Así, detalló que la Junta de Compensación aprobó la reparcelación de los terrenos con el voto favorable de los propietarios que representaban el 75% de la superficie del ámbito de actuación. El resto, que hasta entonces había mostrado su desacuerdo en la actuación, finalmente se ha sumado al acuerdo que se escriturará ante notario en breve. Los propietarios minoritarios firmaron un documento que contempla la nueva reparcelación y donde se reconocen los intereses y demandas de todos los propietarios implicados, apunta Carranza. Además del acuerdo notarial, se ha elaborado un documento que refleja todo lo acordado y que se trasladará a Ikea a fin de que pueda llegarse a un acuerdo definitivo.

Por todo este proceso, el alcalde agradeció a los propietarios de suelo su predisposición a la negociación y el trabajo duro que han realizado todas las partes «procurando en todo momento el interés general para el municipio». No en vano, una de las exigencias que hacía la firma es que el terreno en el que se implantara tenía que estar completamente libre de cargas y con acuerdo total entre las partes para que una vez que comenzaran el desarrollo no hubiera que pararlo por pleitos o falta de acuerdo entre las partes.