Ideal

Francisco Cuenca: "La cúpula de Urbanismo vamos a cambiarla de forma inmediata"

fotogalería

El alcalde de Granada posa frente al Ayuntamiento. / Alfredo Aguilar

  • Apenas 48 horas después de su llegada a la alcaldía de Granada, Francisco Cuenca concede su primera entrevista que IDEAL publica hoy

Este domingo, en la edición impresa de IDEAL, los lectores pueden leer la primera entrevista a Paco Cuenca, nuevo alcalde de Granada, en la que el dirigente socialista analiza su entrada en el Consistorio de la capital tras unas semanas convulsas y narra sus planes de futuro.

En una cuádruple página, acompañada por un importante repertorio de imágenes que ilustran los primeros momentos de trabajo de Cuenca en su despacho en Alcaldía, el líder socialista responde a preguntas sobre la 'Operación Nazarí', la gestión urbanística del Ayuntamiento de Granada o la relación con la Alhambra, entre otras muchas cuestiones.

Este es un pequeño avance de la entrevista que hoy se publica en la edición impresa de IDEAL:

¿La moción de censura estaba negociada?

–Cuando se produce la ‘Operación Nazarí’, no. Si me preguntan si sospechábamos algo... 15 días antes había un runrún en el área de Urbanismo, una preocupación entre los técnicos de que algo estaba pasando porque pedían muchos papeles.

Paco Cuenca, durante la entrevista.

Paco Cuenca, durante la entrevista. / Alfredo Aguilar

-La gestión urbanística está bajo sospecha. ¿Tomará medidas en Urbanismo?

–Quiero trasladar tranquilidad a los trabajadores y funcionarios de aquella casa. La cúpula es la que nos ha metido en este lío; la que está, no sólo bajo sospecha, sino investigada. Pero hay muchos trabajadores que no tienen que estar preocupados… Evidentemente, la cúpula de Urbanismo vamos a cambiarla de forma inmediata.

-Reitera que llega para abrir cajones, ¿qué espera encontrar?

–Tememos encontrar un agujero económico tremendo. Nos preocupa en qué situación se encuentra el orden de pago de los servicios municipales.

–¿En qué momento se vio como alcalde?

–El día que vimos que todos los partidos a nivel regional coincidían en que lo que sucedía era tremendamente grave. Cuando en junio nos estábamos jugando la alcaldía había compañeros alrededor de nosotros que no sólo le temblaban las piernas, sino que pensaban que era un marrón hacerse cargo del gobierno con ocho concejales. Cuando pasa lo que pasa, reuní al grupo y todos dijeron que era el momento. La situación no tenía nada que ver con la de junio; hacía falta salvar Granada.

-El anterior gobierno local se opuso frontalmente al Atrio de la Alhambra, ¿cree que hay que recuperarlo?

–Hay que repensarlo. El proyecto original está sobredimensionado. Hay que hablar de la conexión con la ciudad y la Alhambra y mejorar determinados servicios en el propio monumento.

La entrevista íntegra con Francisco Cuenca, hoy en IDEAL o 'Kiosko y Más'.