Ideal

Los detenidos por robar máquinas de tabaco en gasolineras cultivaron marihuana con el botín

  • La Guardia Civil también ha recuperado un vehículo robado

La Guardia Civil ha culminado la operación Combos con la detención de los integrantes de una banda criminal a los que se considera responsables de al menos cuarenta y cinco robos con fuerza en bares y gasolineras de la provincia de Granada, del robo de doce vehículos y de un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga.

Los detenidos son tres hombres y una mujer de entre veintiséis y cuarenta y un años de edad. Todos tenían antecedentes policiales y dos de ellos, además, estaban reclamados por la justicia para que ingresaran en prisión.

Las detenciones se produjeron justo después de que perpetraran un robo en un establecimiento de hostelería de Alhendín. Un dispositivo que la Guardia Civil desplegó inmediatamente después del robo consiguió interceptar el vehículo en el que viajaban los cuatro detenidos.

En el momento de la detención la Guardia Civil les intervino monedas y paquetes de tabaco que presuntamente procedían del robo que acababan de cometer, así como los pasamontañas y el resto de prendas que habían utilizado en su ejecución.

Tras las detenciones la Guardia Civil realizó tres registros domiciliarios, dos en Granada y uno en Armilla. En estos registros los agentes intervinieron 439 plantas de cannabis sativa en dos plantaciones, y recuperaron un vehículo robado.

La Guardia Civil estima que los detenidos son responsables de al menos cuarenta y cinco robos con fuerza perpetrados en bares y gasolineras desde el mes de febrero del año 2015.

Los robos se han repetido a lo largo del último año en pueblos del cinturón sur de la ciudad de Granada: Cúllar Vega, Santa Fé, Churriana de la Vega, Vegas del Genil, Armilla, Las Gabias, Huetor Vega, Alhendín y Ogíjares.

Los detenidos repetían el modus operandi en cada uno de los robos: encapuchados para no ser reconocidos en las imágenes de las cámaras de seguridad, forzaban el acceso al establecimiento y se apoderaban de las máquinas expendedoras de tabaco.

Para transportar las máquinas de tabaco los integrantes de esta banda usaban vehículos que previamente habían robado y a los que les colocaban unas placas de matrícula falsas. Llevaban las máquinas hasta un descampado y allí las forzaban para apoderarse del dinero y el tabaco que contenían. Inmediatamente después se dirigían rápidamente con el vehículo robado hasta Armilla y allí lo ocultaban hasta el siguiente robo.

La Guardia Civil ha averiguado que los detenidos han utilizado 12 vehículos que han ido robando durante este último año. Cada uno de estos coches lo han usado en varios robos y cuando consideraron que se había “quemado”, lo abandonaron y sustrajeron otro.

La investigación de esta operación ha corrido a cargo del Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada.