Ideal

«Hay que proteger los derechos humanos de las personas 'trans'»

El investigador Amets Suess Schewnd está vinculado a la Escuela de Salud Pública y a la UGR.
El investigador Amets Suess Schewnd está vinculado a la Escuela de Salud Pública y a la UGR. / IDEAL
  • El investigador de la UGR y activista 'trans' Amets Suess apuesta por la lucha contra la discriminación, para evitar agresiones como la del joven Daniel, el pasado martes

El investigador y activista 'trans' Amets Suess Schwend, investigador de la Escuela Andaluza de Salud Pública, lo dijo contundentemente en la lectura de su tesis doctoral: «Hay que proteger los derechos humanos de las personas 'trans'». En todos las partes del mundo. En algunas más que en otras. Eso lo dice siempre, sin necesidad de que ocurran agresiones como la del pasado martes, cuando un joven transexual granadino, llamado Daniel, fue agredido brutalmente por dos desconocidos en la zona de Alminares, quienes profirieron gritos para dejar clara su repulsa a la condición sexual de la víctima.

Amets ha dedicado algunos de sus textos de investigación a Amancay Diana Sacayán, activista 'trans' de Buenos Aires que murió apuñalada el 13 de octubre de 2015. La suya no es una situación fácil. En su reciente tesis doctoral, realizada en la UGR, el residente en Granada desde 1991 recalca que una de las peticiones más importantes de los grupos activistas es que la transexualidad deje de verse como una patología. El título de su estudio es 'Transitar por los géneros es un derecho' y en él reclama un cambio del modelo actual de atención sanitaria, el reconocimiento legal del género sin requisitos médicos y la despatologización de la diversidad de género en la infancia.

Por raro que parezca, actualmente, la transexualidad se considera un trastorno mental en manuales oficiales de psiquiatría de EE UU y en clasificaciones de la OMS. Que la sanidad pública cubra los procesos de modificación corporal es otra de las necesidades que recoge su tesis doctoral. Amets empezó a estudiar Bellas Artes y teatro, pero finalmente se inclinó por la Sociología, y reconoce en sus artículos especializados que en los últimos años se han aprobado leyes de no discriminación por motivos de identidad de género en algunas comunidades autónomas (Andalucía, Canarias, Euskadi y Navarra). «La ley andaluza de no discriminación por motivos de identidad de género está basada en una perspectiva de despatologización y el principio de autodeterminación», celebra el experto.

Según el mismo, la crisis económica ha empeorado la situación de la población en el contexto español respecto a empleo, vivienda y acceso sanitario. «Teniendo en cuenta la continuada situación de discriminación contra las personas 'trans', sería importante estudiar el impacto específico de la crisis económica en la situación social, laboral y económica de las personas 'trans' en el contexto español y desarrollar políticas públicas de protección», remarca.

Contra la violencia

Aumentar la seguridad contra dinámicas de discriminación y violencia transfóbica es otra de las conclusiones de la investigación realizada por Amets Suess. En ese trabajo, el autor realiza un resumen del proceso de emergencia e internacionalización del activismo por la despatologización 'trans', así como un análisis del desarrollo histórico de la clasificación actual de los procesos de tránsito en el género y modificaciones en diferentes ediciones de los manuales diagnósticos y estándares de cuidado.

El estudioso defiende que la despatologización de las expresiones, trayectorias e identidades de género en el contexto clínico, educativo, familiar, social y legal, así como en el ámbito de la investigación, «puede identificarse como un aspecto fundamental para la protección de los derechos humanos de las personas 'trans'».

El investigador de la UGR señala que la perspectiva de despatologización 'trans' ha ido alcanzando una creciente difusión y entrada en la agenda de organismos internacionales y regionales, discursos científicos y protocolos clínicos. «En algunos países, se constatan avances , pero paralelamente, se detecta una continuada situación de patologización, discriminación y exclusión social de las personas trans en diferentes partes del mundo», concluye Suess.