Ideal

IU pide que los solares municipales sean huertos sociales

  • Puentedura denuncia la suciedad en varios solares de la zona de Albaida, Barrio de los periodistas, Cerrillo de Maracena, Zaidín Campus, distrito Norte, junto a la azulejera y Barrio de Bobadilla

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en la ciudad de Granada, Francisco Puentedura, ha denunciado “que los recortes en la limpieza del Ayuntamiento están provocando la proliferación de incendios y de vertederos incontrolados en los solares sin edificar en el casco urbano de Granada”. De este modo el edil de la formación de izquierdas exige "un mayor control y refuerzo de los servicios de limpieza para un correcto y adecuado mantenimiento de estos solares". IU destaca que se incumple "la normativa y la ordenanza municipal de limpieza, ornato público y gestión de residuos, al no vallar y tener limpios numerosos solares que, en unos casos son privados y en otros forman parte del Patrimonio Municipal de suelo de la ciudad”, por lo que exige su limpieza y correcto vallado para evitar molestias a los vecinos.

Como ejemplo, el concejal de Izquierda Unida señala numerosos solares que ha podido comprobar que "incumplen la normativa", y que están situados en la zona de Albaida, Barrio de los periodistas, Cerrillo de Maracena, Zaidín Campus, distrito Norte, junto a la azulejera y Barrio de Bobadilla “de los cuales muchos son de titularidad municipal” y que se encuentran en zonas de la ciudad ya urbanizadas y que en los últimos años han sido el lugar de expansión de la ciudad. Según explica Puentedura, "en todos estos solares no existen vallas que rodeen su perímetro como medida de seguridad y la broza, matojos y acumulación de basuras, escombros y otro tipo de basuras y residuos campan a sus anchas convirtiéndose en un foco de insalubridad donde ratas y otro tipo de animales anidan siendo un riesgo para la salud los vecinos y donde la broza, matojos y otro tipo de malas hierbas no se elimina, lo que convierte se convierte en un peligro en el verano cuando se seca especialmente por el riesgo de incendios”.

De este modo el edil de Izquierda Unida califica de “grave el hecho de que el gobierno municipal, tampoco dé ejemplo porque por un lado sanciona a propietarios particulares que no vallan ni limpian sus solares y por el otro el Ayuntamiento incumple su propia normativa”. Puentedura recuerda que la ordenanza municipal de limpieza en su artículo 12 obliga a los propietarios de solares, “a tener que limpiarlos periódicamente, retirando basuras, residuos y despejándolos de hierbas y brozas y en su artículo 13 obliga también al vallado de su perímetro como medida de seguridad”. Además el portavoz municipal de Izquierda Unida señala que el artículo 37 de la citada ordenanza indica “que el incumplimiento de estas obligaciones puede derivar en una sanción de hasta 3.000 euros y la posibilidad de que el Ayuntamiento actúe por ejecución subsidiaria cobrando una cuantiosa tasa a los propietarios que incumplan la normativa”.

Puentedura denuncia “el doble rasero del equipo de gobierno municipal” que mientras sanciona “ordenanza en manos a algunos, se olvida de aplicarse a sí mismo esta normativa municipal, lo que genera un agravio comparativo que no se puede tolerar”. Asimismo el edil de la formación de izquierdas denuncia “que el incumplimiento que la basura, brozas y malas hierbas que acumulan los solares que son de titularidad municipal, suponen un malestar evidente para los vecinos y que han sido numerosas las denuncias de asociaciones y colectivos vecinales que advierten que estos solares se están convirtiendo en vertederos ilegales, de todo tipo de escombros y residuos”. Es por ello que el portavoz municipal de IU exige al Ayuntamiento “un plan de limpieza periódico de los solares municipales, su desbroce y correcto vallado para así evitar las molestias que diariamente padecen los vecinos porque el Ayuntamiento no es capaz de hacer cumplir ni cumplir con sus propias ordenanzas”.

Como medida para solucionar este problema Puentedura pide también a la Concejalía de Urbanismo y de Mantenimiento del Ayuntamiento “que inicie un proyecto para posibilitar el uso como huertos urbanos de los solares municipales que se encuentran en desuso en Granada”.

Estos numerosos solares, especialmente en las zonas de expansión, que actualmente se encuentran abandonados están en la mayoría de los casos son de titularidad municipal y no tienen uso ninguno por la paralización de la actividad de la construcción al estar calificados como suelo residencial, industrial o de uso terciario.

Además el concejal de la formación de izquierdas recuerda “que existe de una ordenanza municipal que regula el uso y adjudicación de los huertos urbanos, lo que es necesario ahora es dotarla de contenido con más espacios, pues actualmente los únicos que hay en la ciudad funcionando es en el parque de la Arquerías, en el distrito Chana, junto al Palacete Municipal de Quinta Alegre en el distrito Genil, y había proyectada una actuación en el Parque Tico Medina en el Zaidín, que generó problemas con vecinos porque limitaban el uso del espacio en zonas verdes”.

No quitar espacios en Parques sino usar solares municipales abandonados

Puentedura señala “que la intención de esta propuesta es que se pongan en uso solares abandonados de titularidad del Ayuntamiento no quitar espacios en Parque y otras zonas verdes de la ciudad” y es por ello que se propone el uso de numerosos solares “que se encuentran abandonados en todos los distritos de la ciudad”. En la misma línea el edil de Izquierda Unida señala “que el uso de estos solares tiene un carácter social pues este tipo de huertos deben ir dirigidos a jubilados, parados y colectivos sociales y vecinales de cada barrio, tal y como establece la ordenanza, sin que haya por tanto un uso privativo ni lucrativo”. Asimismo Puentedura indica “que además de un uso social, con esta propuesta se consigue que estos espacios se mantengan adecuadamente y dejen de ser escombreras y vertederos sin control”.

El portavoz municipal de Izquierda Unida asegura también “que esta propuesta no supone ningún coste excepcional para el Ayuntamiento, lo que el municipio tendría que dedicar a mantenimiento de estos espacios se podría destinar a este uso ecológico y social”, y señala como AVRAS (Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, la antigua EPSA) ha iniciado experiencias de este tipo, con resultados muy positivos, en un solar de su titularidad en el barrio de Cartuja. “Este proyecto no ha supuesto un coste desmesurado, y además se han establecido mecanismos para el control de residuos agrícolas y consumo de agua, pues el riego es por sistema de goteo”.